Emily Ratajkowski, harta de que cuestionen sus desnudos en redes

La modelo ha posado sin ropa en una revista para explicar que detrás de todo hay una intención muy feminista.

Etiquetas:

Ahora que las actrices están recogiendo los frutos del impecable trabajo pedagógico que han hecho estos años para que el mundo entendiera que enseñar tu cuerpo y ser feminista no es incompatible, le toca a una nueva profesión, la de las modelos, explicar lo evidente. Y es Emily Ratajkowski la que tiene un gran plan para hacerlo.

Así, después de haber sido muy cuestionada por lucir sin complejos su cuerpo en redes sociales, y sobre todo después de conceder una entrevista en Harper’s Bazaar Australia donde denunció que nadie quería trabajar con ella porque sus fotos en Instagram eran “demasiado sexys” y porque tenía unos “pechos muy grandes”; ahora ha dado un paso más en reivindicar su libertad.

Para ello ha posado en la portada de la revista de belleza Allure, donde transformada en una suerte de Sophia Loren moderna, ha hablado largo y tendido sobre sexualidad sabiendo que una vez más la sesión de fotos del interior de la revista, en cuya mayoría aparece casi desnuda, van a generar controversia. “Para mí, cualquier expresión que te empodere como mujer es feminista”, afirma. “Y si una mujer decide vestirse sexy no significa que no sea feminista. Deberíamos ser capaces de hacer estas cosas por nosotras mismas. Si enseñar su cuerpo es la decisión de una mujer y eso le hace sentirse bien, me parece que no somos nadie para criticarlo”.

No es la primera vez que la palabra feminismo ha sido el eje central de esta verdadera celebridad de las redes sociales, que ha llegado a defender a Melania Trump de los insultos de un periodista del New York Times que afirmó que la mujer del presidente de los Estados Unidos era una prostituta. “Seas del partido que seas, es crucial llamar a esto por su nombre: sluth shaming”, escribió entonces en su Twitter. “No me importan sus desnudos o su historial sexual y a nade deberían importarle tampoco”.

 

¿Cuál es la finalidad de esta campaña para alzarse como referencia de la liberación sexual feminista? Todavía es demasiado pronto para saberlo. Pero que no es algo egoísta para favorecer su carrera cada vez está más claro, aunque a veces sea lo único que parece. “Me molesta mucho que la gente se muestre tan ofendida por mis pechos”, explica en la revista en un momento dado que recuerda su participación en el videoclip Blurred Lines de Robin Thickes.

 

@allure

Una publicación compartida de Emily Ratajkowski (@emrata) el

¿Autopromo? No, más bien poner en contexto su epifanía. “Ahí fue cuando me di cuenta de lo jodida que está nuestra cultura. Cuando vemos pechos no pensamos en belleza y feminidad, solo en cosas vulgares y en la oversexualización de la mujer”, continúa. “ Y yo lo que quiero es que todas las chicas vean que pueden ser lo que ellas quieran”.

 

Эмили для @allure, Август'17 #emrata #emilyratajkowski

Una publicación compartida de from Russia w/ love to EmilyR💗 (@emrata.rus) el

Como plan, desde luego, no está nada mal. A ver si le dejamos que lo intente pasando página y haciéndole nuevas preguntas.