El suspenso por el nuevo disco de Lorde y lo que sabemos de él

David Bowie la calificó como “el futuro de la música”, un futuro cada vez más cercano, porque está a punto de lanzar su segundo disco, que es de los más esperados de 2017.

Como ya es costumbre, durante los primeros días del año se revela el line-up del festival Coachella, esta vez, de entre el ruido que generó la inclusión de grandes nombres en el cartel como Radiohead, Beyoncé y Kendrick Lamar, destaca la noticia de la participación de la cantante Lorde. Y es que este anuncio se puede considerar como el arranque de la cuenta regresiva para el lanzamiento de su esperadísimo segundo álbum.

El mundo conoció a Lorde en 2013 con Pure Heroin; si bien su carrera comenzó un año antes, cuando publicó su primer EP de descarga gratuita en la plataforma Soundcloud. Entre las canciones que contenía se contaba “Royals”, una curiosa crítica a los excesos y vacuidad del star system. La canción se volvió un éxito instantáneo, aun cuando no seguía ninguno de los estándares del pop que inundaba las ondas de radio. Desde la primera escucha, se presagiaba que esta adolescente con apenas 17 años tenía el material idóneo para agradar a los que buscan más sustancia y a las masas por igual. Después de tal debut, es natural que las expectativas sean muy altas.

Producción

Aunque sobre este próximo disco no hay demasiada información, sí hay varias pistas que nos pueden dar una idea de cómo sonará Lorde en 2017. Lo que ha trascendido es que cuenta con al menos dos productores: Joel Little, su cómplice desde los primeros días, y quien le ayudó a desarrollar un estilo propio; Y Jack Antonoff, que goza de cierta reputación por su trabajo con Taylor Swift. Así que si diseccionáramos en dos el sonido de Lorde (pop y alternativo), concluiríamos que ambas bases están bien cubiertas.

Estrategia

También sabemos el motivo por el que ha tardado tanto en salir. En agosto del año pasado, Lorde respondió en Instagram a un fan que le reprochaba sobre la demora: “Compongo sólo cuando tengo historias especiales para contar, sin ningún tipo de presión. Ya terminé ese proceso, y ahora mismo estamos en la etapa de producción”. En la misma respuesta mencionó que llevaba trabajando arduamente durante un año, y que no recurre a la maquinaria de “fabricantes de éxitos” que resulta tan socorrida en el mundo del pop.

Colaboraciones

Lorde ha desarrollado alianzas muy interesantes durante su breve pero exitosa carrera. Cuenta con el respeto de grandes artistas como Beyoncé, Kanye West, Dave Grohl, y hasta el mismísimo David Bowie (quien la consideraba como “el futuro de la música”). Además su amistad con Taylor Swift le ha dado el beneficio de tener contacto con otras personalidades que le profesan una gran simpatía. Así que se podría esperar que su segundo disco esté plagado de colaboraciones e invitados especiales. Sin embargo, no ha trascendido que ninguna de las estrellas antes mencionadas participe en esta producción. Esto es un hecho justificable, debido a la naturaleza misma de la cantante, que se siente más cómoda al trabajar con un reducido equipo de trabajo. Si bien el productor de música electrónica Flume ha estado muy cerca de ella en fechas recientes, no es oficial que haya participado de forma activa.

Taylor Swift y Lorde.

Entorno

Un último dato interesante se refiere al entorno en que fue concebido, y las experiencias en que se basó para escribir las letras. El pasado mes de junio compartió en su cuenta de Twitter que había pasado tres días en un desierto, y que le sirvió para lograr grandes adelantos en el proceso de composición. Meses más tarde, en la víspera de su cumpleaños número veinte, escribió una amplia nota para sus fans de Facebook, en la que declaraba: “Durante el último año maximicé todas mis emociones de la mejor manera posible. Se rompió mi corazón; me salí de casa de mis papás; hice nuevos amigos; y comprendí que nadie es sólo bueno o malo, sino que todos tenemos esa ambivalencia. Descubrí de forma muy dolorosa en lo que me convertía cuando hacía cosas de forma egoísta. Fui temeraria y desgraciada, terrorífica y tierna. Aprendí lo que es ser adulto, y me sorprendí hablando como uno, cuando lo único que quería era bailar. Por primera vez sentí mi fuerza interior, que tiene el tamaño de un imperio. Y entonces, escribí un disco sobre todo eso. Compuse las canciones de Pure Heroin para glorificar mi adolescencia, colocándola en un altar para que esa parte de mi vida nunca muriera. Este (nuevo) disco describe la etapa que sigue.”

La prensa anglosajona está utilizando un juego de palabras para referirse a esta nueva etapa. Le llaman “The year of our Lorde”. Si el pronóstico de David Bowie es correcto, todos lo adscribiremos de la misma manera.