El deprimente chat de *NSYNC te ayudará a apreciar el tuyo

Alguien contéstele a Joey, por favor.

Etiquetas:

Los chats grupales pueden ser muy útiles. Quizás comiences uno para mantener viva la llama con tus amigos de la universidad o para lograr la tarea digna de Sísifo de coordinar una cena entre cuatro o más personas. Pero un chat también puede ser una irritante herramienta de la comunicación moderna. Algunas veces dos miembros pueden tener una discusión a pesar de la presencia de los demás. Algunas veces no asistirás al plan para cenar, pero no quieres salirte del grupo, por lo que debes ser testigo de todos los detalles del tipo: “Ya estoy aquí”, “Ya casi llego”, “Llego en 10 minutos”, “¿Dónde están?”, “Hay mucho tráfico". "Empiecen sin mí”, “Llego en 15”.

Lo peor de todo, y no se lo deseo a nadie, es cuando alguien manda un mensaje al grupo y nadie le responde. ¿Nadie puede reconocer que un mensaje fue enviado al espacio y volvió con el único fin de comunicarse con un grupo de supuestos amigos? Basta con que una persona conteste. ¿En serio nadie puede hacerlo? Cuando se trata de un chat con varias personas, ¿hay algo más triste? Parece que sí, sí lo hay: cuando los miembros del grupo que no responde son los integrantes de la banda *NSYNC, y Joey Fatone solo les estaba deseando un feliz Día de la Independencia.

El chat en cuestión ha sido motivo de mitos y leyendas desde hace años, pero el mensaje de Fatone agrega una nueva perspectiva del asunto. El exintegrante de la banda declaró a Page Six que el último mensaje del chat grupal era uno en el que le decía a Justin Timberlake, JC Chasez, Lance Bass y Chris Kirkpatrick: “Feliz 4 de julio, chicos”. Han pasado semanas desde el 4 de julio.

“Pasan muchas cosas aquí y allá, nos demos cuenta o no”, dijo Fatone, perdonando a sus excompañeros por sus transgresiones. Pero ¿a quién engaña? Lo que en realidad está diciendo, si leemos entre líneas, es: “¿Et tu, JC?”

Seguramente son grandes amigos y se la pasan muy bien juntos cuando se ven. Probablemente se llaman unos a otros en sus cumpleaños y cuando anuncian algo importante —como el nacimiento de un bebé, un compromiso o un récord personal alcanzado en Mario Kart— seguramente obtienen una respuesta. Pero esta violencia social pasiva es inconcebible. Contesta el mensaje, Lance. Manda una bandera de Estados Unidos y el emoji de un hot dog, Chris. Es lo menos que puedes hacer, Justin.

Al final del día, por irritante que pueda ser el flujo de tonterías que mandan los amigos, al menos sabrás que si le escribes a alguien: “Feliz 4 de julio, chicos”, alguien te responderá: “¡Igualmente!”.

*Texto originalmente publicado en Vanity Fair U.S.