Cristiano Ronaldo: ¿A qué huelen (de cerca) las estrellas?

El futbolista del Real Madrid confesó ayer que crear una fragancia ha sido su sueño desde que era un niño.

Etiquetas:

Si las ruedas de prensa que los futbolistas ofrecen después de los encuentros deportivos suelen ser filón de declaraciones con indiscutible valor periodístico, la adrenalina informativa se dispara cuando se trata de la presentación de un perfume.

Ayer fue una tarde de emociones fuertes en el Museo ABC de Madrid, donde el jugador del Real Madrid Cristiano Ronaldo dio a conocer al mundo su nueva fragancia e hizo jugosísimas revelaciones.

El futbolista está convencido de que es muy importante oler siempre bien. Siempre. Bajo cualquier circunstancia. “Oler bien me hace sentir bien”, aseguró. Y así nos lo hizo saber a un pequeñísimo grupo de periodistas que tuvimos la ocasión de sentarnos a conversar con él sobre su nuevo perfume.
Toda pregunta que no estuviera estrictamente relacioanada con este nuevo lanzamiento estaba terminantemente prohibida. Esto significa que no estaba permitido hacer preguntas sobre sus problemas con el fisco, por supuesto, pero tampoco se podía hablar de futbol. Ayer estábamos ante el Cristiano perfumista, no el futbolista.
Quizá por eso Cristiano apareció risueño, afabilísimo, rodeado de amigos con los que no dejó de hacer bromas. Iba vestido de negro de la cabeza a los pies, aunque en sus orejas brillaban como siempre unos diamantes y en su muñeca un gigantesco reloj Richard Mille de color blanco (valorado en más de 2,5 millones de pesos).

Las limitaciones impuestas por la organización (bajo amenaza de cancelación del evento) nos impidieron preguntarle si la mañana que los agentes de la Agencia Tributaria Aduanera abordaron su yate en aguas de Formentera a principios del verano obligando tanto a él como a su novia Georgina a abandonar el barco durante una hora y media, él se había puesto su nueva fragancia CR7. Sin embargo, pudimos deducir que sí, porque el futbolista dijo que se la pone siempre, en cualquier ocasión y cualquier día de la semana.“Sé que quizá no me van a creer, porque es mi propio producto y ¿qué voy a decir yo? Pero de verdad que me la pongo siempre porque me parece muy agradable y fácil de llevar”. 

 

Having fun tonight at the global launch of my first casual fragrance, CR7! 👌🏻⚽ #cr7fragrance #myfragranceyourgame

Una publicación compartida de Cristiano Ronaldo (@cristiano) el

Tampoco pudimos preguntarle a qué huele su embarazadísima novia, pues de todos es sabido que el olor corporal femenino cambia radicalmente durante el proceso de gestación. Aunque sí nos permitió preguntarle cómo le gusta que huelan las mujeres. “Las mujeres son dulces y por tanto me gusta que huelan dulce. Pero tampoco muy dulce”.

via GIPHY

Cristiano Ronaldo está muy orgulloso de esta nueva fragancia, concebida para un público joven. A diferencia de los otros dos perfumes que forman parte de la línea que lleva su nombre (Legacy y My Fragance), esta nueva colonia llamada CR7 está pensanda para el día a día.

Aunque la mezcla de notas escogida por el futbolista no parece de fácil consumo cotidiano (bergamota, cardamomo, lavanda, tabaco, canela, sándalo, almizcle y vainilla), lo cierto es que en piel la fragancia evoca a esas que tan de moda estuvieron en los noventa (¿recuerda el olor de las tiendas de Massimo Dutti? Pues esto es algo así) y que marcaron el gusto olfativo de toda una generación.

Cristiano, que nunca se plantea objetivos pequeños, admitió ayer que le encantaría que la gente que vaya a comprar su su perfume lo asocie a momentos de su vida bonitos. Y que cuando huelan su fragancia dentro de quince años, esos momentos vuelvan a su memoria. Cristiano aspira a que CR7 sea una magdalena de Proust, tal es su confianza en el producto que lleva su nombre.

¿Es esta faceta de perfumista una mera estrategia de marketing? Él asegura que no. Que “desde niño fue mi ilusión crear mi propio perfume”. Esta referencia a su infancia nos invitó a preguntarle por los olores que asocia a los primeros años de su vida en Madeira. “Es que no te puedo decir. Porque Madeira tiene muchos ambientes diferentes. El mar, la sierra, hay muchas flores. Cada vez olía de una manera diferente”. Por último, ¿Se pone el futbolista su propia fragancia para saltar al campo? “Hombre, eso no. Si tengo partido quizá me la pongo por la mañana pero no justo antes. ¡No quiero despistar a los defensas!”. 

* Artículo publicado originalmente en Vanity Fair España.