Los grandes momentos de la efímera carrera de Brittany Murphy

En su aniversario luctuoso, analizamos las mejores películas de la actriz. ¿Cuál es tu favorita?

Tendría 40 años en la actualidad pero la chica que tan solo un par de días antes había posado hermosa y sonriente en una alfombra roja fue encontrada muerta en circunstancias misteriosas un 20 de diciembre de 2009 (se dice que intoxicada por el moho de su bañera, otras voces dicen que por fármacos…). Y no, no se trató de una novela de misterio ambientada en Hollywood (aunque lo parezca), fue la fabulosa vida y extraña muerte de Brittany Murphy. Para recordarla, te dejamos con una lista de ocho de sus películas indispensables.

Clueless.

Un tanto infravalorada en su momento, hoy una influyente película de culto de los años 90 y un monumento fashion teen. En esta cinta de amor adolescente basada en el libro Emma de Jane Austen, Brittany interpreta a Tai Fraise, la chica nueva del colegio que no tiene ni idea sobre la moda (basta ver sus trencitas), que termina siendo muy popular al ser adoptada por otras chicas adictas a las compras (Alicia Silverstone entre ellas) y a vestir con estilo. En 2014, Iggy Azalea y Charli XCX rindieron un homenaje a la película en su video Fancy, en el que Charli sale ataviada al puro estilo del personaje de Murphy.

Sin City.

Este pequeño papel la hizo brillar en blanco y negro en la honrosa adaptación del comic noir de Frank Miller de 2005. Si bien Brittany se distinguió por encarnar a chicas raras en el cine, los papeles de damas en peligro también se le daban bien y su personaje de camarera de bar de mala muerte, sí que nos convenció. “Cuando fuiste criada sin padre en los suburbios de New Jersey, la palabra disfuncional se transforma en normal, eso fui en esta película”, declaró en entrevistas de la época sobre su papel en cinta dirigida por Robert Rodríguez

Girl Interrumped.

O como le pusieron en México: Inocencia Interrumpida. En esta película de fines de los años 90, Brittany interpreta uno de esos personajes que se le daban tan bien: una chica bulímica, adicta y desequilibrada, internada en un siquiátrico, que arrastraba un pasado tormentoso por haber sufrido abuso sexual. En la vida real se especuló que, en los años previos a su fallecimiento, la actriz pudo haber padecido también anorexia y problemas alimenticios y mentales, derivados del estrés de que su carrera no estaba en buen momento.

Spun.

Brittany Anne Bertolotti (su nombre real) destaca en otra película sobre excesos y drogas, en la que encarna a Nikki, la novia de un decadente Mickey Rourke. Con cameos de Deborah Harry (Blondie), Rob Haldford (Judas Priest) y música de Billy Corgan (The Smashing Pumpkins), la película de 2003 recibió críticas desastrosas, aunque la prensa se rindió ante el trabajo tan realista de Britanny, porque no queremos ser malpensados y aseverar que le salió natural porque se estaba reflejando a sí misma… ¿o sí eran reales esas ojeras?

Uptown Girls

“Pienso en ti todos los días, te extraño..”, fueron las palabras que le dedicó Dakota Fanning a Brittany hace un par de años. Y es que en 2003, juntas filmaron una de las comedias más populares en la historia del cine. En la película, Brittany la hace una niñera en apuros que tiene que lidiar con la caprichosa hija de unos multimillonarios. Al final, como todo buen drama hollywoodense, todo se resuelve en el relato de estas dos Pequeñas grandes amigas (como le pusieron en México). Lástima que en la vida real, la historia de Brittany no haya terminado tan bien como este cuento de hadas sobre la amistad, porque no hubo una Dakota que la rescatara. 

Riding in Cars with Boys. 

Otra de las películas entrañables donde Murphy logró destacar es la historia donde Drew Barrymore (la protagonista) repasa su vida en tono de drama, contando siempre con la pequeña gran ayuda de Fay Forester (su mejor amiga, que es ni más ni menos de Brittany). En la cinta de 2001, la rubia brilla con un papel secundario, pero definitivo en la trama. “Ella es maravillosa. Todo el tiempo me me sentí a salvo con Brittany”, comentó posteriormente Barrymore en una entrevista sobre su experiencia de filmar con la actriz.

Don´t Say a Word 

Hecha pedazos por la crítica, este thriller sicológico donde Brittany interpreta a una desequilibrada joven que guarda un código secreto en su mente, se salva gracias a su actuación (Michael Douglas ya no daba una en el 2001). La película fue muy exitosa comercialmente hablando y puso a Brittany en el mapa. Ah, y de paso hizo que los productores comenzaran a encasillarla en los papeles de mujer perturbada. Pero es que le salía tan bien...

Just Married

En un tuit, Ashton Kutcher , —su ex de la vida real y pareja en la comedia romántica Just Married—, le aseguró póstumamente a Brittany tras enterarse de su fallecimiento, que la iba a extrañar y que se verían en “el otro lado”. Algo que sin duda hubiéramos esperado de los enamorados personajes de Recién Casados, una de las películas más ligeras pero más exitosas de la actriz. Curiosamente, tanto esta cinta como la animada Happy Feet (donde Brittany hace la voz de una pingüino), son de las más populares de Brittany, y vienen en un tono muy diferente al que la vimos encasillarse en la mayor parte de sus películas (de mujer atormentada o con adicciones). En televisión, Brittany Murphy también tuvo participación en la serie animada El Rey de la Colina y en la sitcom Murphy Brown.