Billie Lourd y el tierno mensaje a su madre y su abuela

En una foto en Instagram, la chica que nació con todo para ser actriz (pero su familia no quería que lo fuera), recuerda la muerte de sus mujeres más queridas.

Billie Lourd es una chica familiar, orgullosa de sus raíces (y quién no si fuera ella), entre las imágenes con su bulldog, sus momentos foodie, sus viajes y sus amigos, ella siempre ha hecho espacio en su Instagram para mostrar la buena relación que llevaba con su madre Carrie Fisher y con su abuela Debbie Reynolds; hace una semana murieron las dos y desde entonces esta actriz de 24 años había estado ausente en esta red.

Ahora, la joven, famosa por interpretar a Chanel #3 en la serie ‘Scream Queens’, compartió con sus seguidores una emotiva publicación en la que recuerda a su madre y abuela, a la par de agradecer el apoyo recibido tras el trágico momento por el que pasa su familia.

“Recibir todas sus oraciones y amables palabras durante la semana pasada me ha dado fuerza durante un tiempo en el que pensaba que la fuerza no podía existir. No hay palabras para expresar cuánto extraño a mi ‘Abadaba’ (como llamaba a la legendaria actriz de Cantando bajo la lluvia) y mi ‘Momby’ (como decía de cariño a madre). Su amor y apoyo significa muchísimo para mí”, escribió la actriz en un mensaje junto a esta foto donde aparece con ellas dos en su niñez.

Billie Lourd Instagram

Billie Lourd nació con todo para convertirse en una actriz: es la única hija de la actriz Carrie Fisher y Bryan Lourd. Es también la nieta de las leyendas de Hollywood Debbie Reynolds y Eddie Fisher. En un texto publicado en Vanity Fair Estados Unidos, Lourd comentó que la única cosa que le repitió su familia a lo largo de su vida fue “no seas actriz”. Ella explica que “deseaban que fuera médico, directora ejecutiva, basurera. Cualquier trabajo que no fuera actuar”.

Y sí, frente a toda advertencia, se convirtió en actriz con un debut en 2015. Tuvo una infancia tradicional para los estándares de Hollywood. En dicho texto de Vanity Fair escrito por Derek Blasberg se cuenta que en la escuela, los chicos le empezaron a decir que se masturbaban con las fotografías de su madre en Star Wars, y ella volvía a casa llorando: “Mi madre me decía: ‘¿Sabes lo que tienes que hacer? Darte la vuelta y decirles: ‘Yo también’. Ahí es cuando me di cuenta de que mi infancia no era normal”.

De niña comenzó a adentrarse en el histrionismo de forma oculta a su familia. En un campamento, cambió sus clases por las de arte dramático. No le contó a su familia acerca de sus deseos hasta que obtuvo su primer trabajo: J.J. Abrams la eligió para la última película de Star Wars, y ese verano rodó la octava parte junto a su madre en Londres.

Después de conocer a Ryan Murphy en una cena, pasó a ser elegida como una de las chicas malas en su hit de Fox 'Scream Queens'. Reynolds estuvo de acuerdo con la elección de su nieta, pero le pidió que leyera los diarios que escribió durante su ascenso a estrella. “Es una carpeta de papeles sueltos escritos en segunda persona —explica Lourd. ‘Querida Debbie: estás sentada frente al tocador, no tienes cejas y son las cinco de la mañana. ¿Cómo has llegado hasta aquí?”. Lourd comprendió el mensaje: “Hay que ser leal y no perderte a ti mismo. O tus cejas”.