El abrigo Chanel de Melania Trump fue lo único normal en la ceremonia de encendido del árbol de la Casa Blanca

Los Trump les desean FELIZ NAVIDAD.

¡Feliz Navidad! ¿Sabían que ya es Navidad? Porque Donald Trump quiere que todo el mundo sepa que es NAVIDAD. El presidente Trump, también conocido como el Papa de Estados Unidos, bendijo a la nación la noche del jueves en la 95 Ceremonia del encendido del árbol de la Casa Blanca (y en Twitter), en donde habló con orgullo de lo que recuerda de la historia de esta festividad ante una multitud que seguramente cree que estuvo conformada por 15 millones de personas.

En un tuit acompañado por un video de su discurso, Trump escribió: “La historia de la Navidad comenzó hace 2,000 años con una madre, un padre, su bebé y el regalo más extraordinario de todos: el del amor de Dios para toda la humanidad. Sin importar nuestras creencias, sabemos que el nacimiento de Jesucristo y la historia de su vida…”.

Aunque el discurso de Trump concluía diciendo: “Cambió para siempre el curso de la historia de la humanidad”, sin importar lo que indica la elipsis, el tuit es gracioso porque podría haber terminado con: “… la cual no voy a contar aquí ni en ningún otro lado porque como ya dije, ya la conocen”.

Trump también tuiteó su regocijo de ser, aparentemente, el primer presidente en desear al país una feliz Navidad escribiendo: “Hoy es un día que esperé durante TODO EL AÑO. Es un día del que me habían escuchado hablar muchas veces. Ahora, como presidente de los Estados Unidos, es un verdadero honor finalmente desearle a Estados Unidos y al mundo una ¡muy FELIZ NAVIDAD!”.

Melania Trump, quien estuvo al lado de su marido durante el discurso, llevaba un abrigo clásico y festivo rojo de Chanel, y no dijo nada agresivo durante la ceremonia.

A medida que Estados Unidos desciende más y más en la crisis y los tuits de Trump parecen cada vez más desquiciados, es reconfortante saber que el único presidente cristiano del país en la historia tiene las agallas de desearle a la nación una “feliz Navidad”. Dios lo bendiga, presidente Trump, y felices fiestas. 

*Texto originalmente publicado en Vanity Fair U.S.