Cuarta Subasta Grupo Habita: el poder del arte y la filantropía

Entre amigos y camaradería, Grupo Habita recurrió al arte para su exitosa subasta a beneficio de Duerme Tranquilo.

Por cuarto año consecutivo, Grupo Habita demostró que el arte y el espíritu por ayudar forman una amalgama única y poderosa. La noche del miércoles se realizó con éxito la Cuarta Subasta de Fotografía Contempóranea del grupo hotelero, que en esta ocasión destinó el monto reunido de los lotes a la fundación Duerme Tranquilo, que trabaja con los patronatos del Hospital Juárez de México, el Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía, el Instituto Nacional de Cancerología y el Instituto Nacional de Pediatría.

“Esto empezó como un sueño y cuando soñamos todo se puede lograr”, dijo Rosaura Henkel, presidenta de la fundación Duerme Tranquilo, en el Hotel Condesa D.F. luego de una íntima cena previa al arranque de la subasta.

Los asistentes, entre los que se encontraban el productor de televisión Pedro Torres, Ricardo Barroso, Lulú Creel, Chantal Andere y Sergio Berger, se sumergieron en una intensa puja, conducida por Memo Martínez, Celina del Villar, Daniela Magún y uno de los anfitriones de la noche, Rafael Micha, Fundador y Socio Director de Grupo Habita

La selección, realizada por la galerista Patricia Conde y el curador Patric Clanet, contó con 41 lotes que reunieron el trabajo de 34 de los más destacados fotógrafos mexicanos como Cristina Kahlo, Flor Garduño y Gabriel Figueroa, entre otros.

Además de las instantáneas, se pusieron bajo el martillo un par de lotes especiales donados exclusivamente para la ocasión. La casa relojera Jaeger-LeCoultre puso en puja una edición especial de su Grande Reverso Ultra Thin Duo Face (y que alcanzó los 90 mil pesos). Berger Joyeros hizo lo propio con un dije y reloj, mientras que Buchanan’s donó la instalación artística “La Obra”, del artista Stephan Brügerman, que se convirtió en la pieza más cara de la velada al alcanzar los 18 mil dólares (unos 280 mil pesos).