Amigos, automóviles de lujo y champán: una 'fórmula' perfecta

La mejores imágenes de la exclusiva cena organizada por el Instituto Ayrton Senna y Moet & Chandon.

Etiquetas:

Han pasado más de 20 años desde el fallecimiento de Ayrton Senna da Silva. Sin embargo, la esencia del piloto de Fórmula 1 permanece intacta en la memoria de sus seguidores y familiares. Como muestra de ello, ayer por la noche el Instituto Ayrton Senna y la marca de champán Möet & Chandon ofrecieron una exclusiva cena en la Ciudad de México para reunir a grandes personalidades del mundo del automovilismo en nuestro país, entre ellos el empresario Carlos Slim Domit, el coleccionista y restaurador de autos Alberto Gironella y los hermanos Iker y Guillermo Echeverría, creadores del auto de carreras Vuhl.

En la velada, que tuvo como anfitriones a Jérome Seignon, Director General de Möet Hennessy de México, y Bianca Senna, sobrina del fallecido piloto y Directora del Instituto Ayrton Senna, se presentaron dos lotes que se subastarán el próximo octubre. Uno es una botella de champán Möet & Chandon que el piloto de Fórmula 1 obtuvo durante su victoria en el Autódromo de los Hermanos Rodríguez en 1989, y la otra es una botella del mismo champán, pero fruto de su triunfo en un campeonato mundial. Ambas reliquias están acompañadas de una réplica original del casco del piloto brasileño.

Durante el coctel previo a la cena, el ambiente estuvo amenizado por un grupo de jazz, mientras los invitados disfrutaban de una exhibición del fotógrafo Laurent Nivalle donada por los hermanos Echeverría.