Sofia Hellqvist: ¿la Kate Middleton de Suecia?

La esposa del príncipe Carlos Felipe asistió a su primer compromiso oficial como duquesa de Varmland, y lo hizo todo bien.

Etiquetas:

Ahora que se ha convertido en la duquesa de Varmland, Sofía Hellqvist comienza una nueva vida repleta de compromisos y eventos benéficos en los que funge como representante de la corona sueca, por lo que todas las miradas están sobre ella.

Tal y como lo ha hecho Kate Middleton en incontables ocasiones, el día de ayer, la esposa de Carlos Felipe pasó la prueba de fuego asistiendo a su primer compromiso en solitario, la ceremonia de entrega de diplomas del programa Great Corner de la fundación Project Playground, en Estocolmo.

La duquesa, que se casó con el príncipe sueco el pasado junio, tuvo que cumplir con todos los requisitos que se esperan de un miembro de la realeza en un evento oficial: sonreír, saludar al estilo “largo, largo, corto”, lucir elegante y decir unas emotivas palabras.

“Con iniciativas como Great Corner y muchas otras en las que participa Project Playground, siento una gran esperanza”, pronunció en su discurso, según informó el periódico Svensk Damtidning. “Personalmente he visto lo que la actividad de las pandillas puede desencadenar. Hemos eliminado el frágil hilo entre la vida y la muerte sobre el que se balancean los jóvenes”, agregó ganándose la admiración de los asistentes, quienes, al igual que el resto de los ciudadanos suecos, han aprendido a querer a la nueva integrante de la realeza.
 

Y así, damas y caballeros, es una boda de la realeza

No es fácil abrirse un hueco en el seno de una Familia Real, pero Sofía Hellviqst, exmodelo, camarera, estrella de reality shows televisivos, Miss Slitz 2004, amante del yoga y de la pintura acrílica, participante en proyectos solidarios en Ghana y Sudáfrica y que canta baila y toca el piano, lo ha logrado.

Desde su entrada a palacio, Sofía ha matizado la intensidad del color negro de su melena, ahora luce un tono algo menos femme fatale. Ha subido sus escotes, con lo que suaviza su potente pectoral. Ha cambiado los explosivos bikinis por recatados diseños de cóctel, aunque no es el largo que mejor le sienta. Sofía Hellviqst hace gala de un ápice de estilo, pero saca un diez en alegría: ella camina por las alfombras con la misma soltura que lo hacía por los escenarios del reality Paradise Hotel: atractiva, honesta, directa… Y ganadora.