Isabel II y otros monarcas que nunca se quisieron bajar del trono

Sin tregua para sus herederos, estos reyes se aferraron a la corona hasta el día de su muerte.

Etiquetas:

Mientras que la abdicación al trono se convierte en una práctica cada vez más común entre los monarcas europeos (En 2013 Beatrice de los Países Bajos heredó el trono a su hijo, Guillermo Alejandro, y el rey Alberto II de Bélgica cedió la corona a su heredero, Felipe de Bélgica. Tan sólo un año después, en España, el rey Juan Carlos abdicó en favor de su hijo Felipe), la reina Isabel II de Inglaterra, de 89 años de edad, se ha convertido en la monarca que más tiempo ha estado al frente del trono británico: 63 años y 216 días, tiempo que supera el record de su tátara-tátara-abuela, la reina Victoria, quien reinó durante 63 años y 7 meses.

Isabel antes de ser la Reina Isabel II

Pero aunque Isabel II sea la reina más reina de todos los monarcas británicos, aún le quedan varios records por romper, pues otros reyes del mundo lograron perpetuar sus mandatos durante varios años más que ella.


1. Rey Sobhuza II de Suazilandia
Tiempo en el trono: 82 años y 254 días (1899-1982)

Cuando eres el rey de un país que el 90% de la población mundial no sabe que existe, más vale que tengas algo qué presumir. Por eso, el rey de Suazilandia decidió, aunque de manera involuntaria, que se convertiría en el monarca que más tiempo estaría en el trono. Un récord que, hasta la fecha, nadie más ha podido romper.

Sobhuza II se convirtió en rey con tan sólo cuatro meses de edad, tras el fallecimiento de su padre, el rey Ngwane V durante un ritual conocido como incwala. Sin embargo, fue coronado hasta 1921, cuando cumplió la mayoría de edad. A lo largo de su muy longevo reinato tuvo 70 esposas y 210 hijos.

Por cierto, Suazilandia está en África.

 

2. Bernard VII de Lippe
Tiempo en el trono: 81 años y 234 días (1429 - 1511)

Conocido como “el belicoso” por las sangrientas batallas que ocurrieron a lo largo de su reinado, Bernard heredó el desaparecido principado de Lippe, en Alemania, antes de celebrar su primer año de vida. Mientras cumplía la edad suficiente para reinar de manera oficial fue su tío Otto y posteriormente su tío abuelo, el Arzobispo Dietrich II, quienes fungieron como sus representantes.


3. Guillermo IV Henneberg-Schleusingen
78 años y 243 días (1480 – 1559)

Tras la muerte de su padre, Guillermo III, el conde de Henneberg-Schleusingen asumió su papel de heredero (a los cinco años de edad) y reinó hasta el día de su muerte en 1559. Rumbo a sus últimos años en el poder, Guillermo, quien se casó con Anastasia de Brandenburg, se sumó a la Reforma protestante.

 

4. Heinrich XI de Reuss- Obergreiz
77 años y 103 días (1723 – 1800)

Heinrich XI se convirtió en gobernante del condado de Reuss–Greiz, en Alemania, después de su hermano, el conde Henry. Sin embargo, cuando en 1778 el condado fue elevado a principado, Heinrich asumió el puesto de príncipe de Reuss–Greiz, título que mantendría hasta su muerte en 1800.

Se casó con Conradine Reuss of Köstritz y aseguró su línea hereditaria con 11 hijos (había que estar seguros).

 

5. Bhumibol Adulyadej de Tailandia
69 años (1946– presente)

Sumándose a la lista de reyes eternos, se encuentra el monarca de Tailandia, quien se convirtió en heredero a los 19 años de edad tras el asesinato de su hermano, Ananda Mahidol, en 1946. Sin embargo, fue hasta 1950, después de completar sus estudios en ciencias políticas en Suiza, que Bhumibol fue coronado.

Casado con Sirikit Kitiyakara (hija del entonces embajador de Tailandia en Francia), el rey tiene cuatro hijos, entre los que se encuentra su heredero Maha Vajiralongkorn, quien, al igual que el príncipe Carlos de Inglaterra, a sus 63 años no parece tener posibilidad de llegar a al trono mientras su padre se encuentre con vida.