Nicolás de Rumania: el príncipe destronado por su propio abuelo

Tiene 30 años, ha sido educado en Inglaterra y es amante de los coches. ¿Por qué ha sido despojado de sus privilegios?

Pocas veces se llega a una decisión tan drástica, menos si se trata de una Casa Real no reinante, sin embargo ha ocurrido: Miguel de Rumania ha despojado a su nieto y heredero de las majestades que le había otorgado años atrás, el título de príncipe de Rumania y el tratamiento de Alteza Real.

La noticia no debería ir más allá de los mentideros monárquicos. Rumania es una república desde el año 1945 y, a pesar de que la institución que preside el ex rey Miguel goza de un 30 por ciento de seguidores, es muy remota la posibilidad de que el ahora destronado príncipe pudiese reinar en su país algún día.

Sin embargo, lo que no ha pasado desapercibido es el contenido de la nota oficial que hizo pública el propio Miguel de Rumanía, cuyo párrafo más destacado indica que "la Familia Real y la sociedad rumana de esos tiempos necesitarán un dirigente bajo el signo de la modestia, bien equilibrado, con principios morales y siempre pensando en los demás". El abuelo levanta las alarmas acerca de la personalidad y costumbres de su nieto Nicolás, hijo mayor de princesa Elena, la segunda de sus hijas.


¿Quién es Nicolae Mihai Roumanie Medforth Mills?
El ex príncipe tiene 30 años, nació muy cerca de Ginebra, está soltero, es el único hijo varón de Elena de Rumanía y de Robin Medforth-Mills, por lazos familiares está vinculado a los dos grandes abuelos reales de Europa: Victoria de Inglaterra y Christian IX de Dinamarca. Hasta el comunicado emitido por su abuelo, Nicolás era tercero en la línea de sucesión al trono, tras su tía Margarita, la primogénita de Miguel de Rumanía que no tiene descendencia. Ahora el ex príncipe ha recuperado su nombre y apellido: Nicolás Medforth-Mills.

Además, es un joven muy popular, con legión de seguidores que le han apoyado con fervor ante la decisión del abuelo Miguel. Es un gran deportista y aficionado a la conducción de todo tipo de vehículos ya sea por tierra, mar o aire. Aunque su debilidad son los coches. Afición que, por cierto, compartía durante los largos periodos de vacaciones con el abuelo que ahora le destrona: juntos se metían en la cochera y enredaban con la colección de jeep de Miguel de Rumanía, que incluso le permitió manejar un Ford que antaño perteneció a Patton, el legendario general norteamericano.

Nicolás pasó la niñez en Inglaterra, junto a sus padres y su hermana Karina. El padre, miembro de una familia de abolengo del Reino Unido, era profesor de Geografía en la Universidad de Durham y posteriormente estuvo vinculado a las Naciones Unidas como formador y responsable de diferentes acciones humanitarias.

¿Qué ha hecho Nicolás para provocar una reacción tan drástica de su abuelo?
Alguien de la familia ha comentado que se trataba de "discrepancias emocionales” y que en ningún caso la dolorosa decisión de Miguel de Rumanía “debe entenderse como un castigo". E insisten en que se ha tratado de una decisión tomada con el acuerdo de las partes y que “no hay por qué buscar trapos sucios” . Sin embargo, otros familiares apuntan a debilidades más conflictivos por parte de Nicolás , en concreto la afición a juegos de azar ilegales.

Conoce más sobre la Familia Real de Rumania haciendo clic aquí.