Murió el duque de Westminster, magnate y terrateniente inglés

Fue considerado el tercer hombre más rico de Gran Bretaña y de los mayores propietarios de tierras en su país.

Un ataque al corazón se llevó de este mundo a un célebre personaje de la nobleza británica; Gerald Grosvenor, mejor conocido como el sexto duque de Westminster, quien falleció el martes pasado a los 64 años de edad luego de que comenzó a sentirse mal de forma repentina y fue ingresado a urgencias en el Royal Preston Hospital, informó la agencia de noticias EFE.

Gerald Grosvenor era uno de los terratenientes más influyentes y adinerados del Reino Unido, según la revista Forbes, su fortuna estaba cuantificada en unos 9 mil millones de libras (216 mil millones de pesos), ocupaba el puesto 68 entre los más acaudalados del mundo y el tercero en su país. No obstante, era asiduo a las causas benéficas.

Su poderío como terrateniente sobrepasaba el Reino Unido, ya que tenía más propiedades en diversos países de Europa y en Canadá. Incluso, llegó a ser catalogado como el aristócrata más rico de Gran Bretaña.

No solo por su título, sino por afinidad, él era un hombre cercano a la familia real inglesa, su hijo Hugh (conde Grosvenor, quien será heredero del ducado), es el padrino más joven del príncipe George, hijo de los duques de Cambridge.

En 1978, Gerald Grosvenor se casó con Natalia Ayesha Phillips (desde entonces duquesa de Westminster), descendiente directa del poeta ruso Aleksandr Pushkin, así como del rey Jorge II, por lo que ocupa un puesto lejano en la línea de sucesión al trono británico. La pareja tuvo cuatro hijos, tres mujeres y un varón.