¿Por qué este abrigo de Máxima de Holanda puso furiosos a los alemanes?

El diseño de Claes Iversen desató polémica durante la visita oficial de la reina.

Etiquetas:

Si algo puede presumir Máxima de Holanda es ser una de las reinas contemporáneas con más estilo. Sus prendas, confeccionadas generalmente por diseñadores holandeses, son el perfecto ejemplo de la elegancia y protocolo que se espera de un miembro de la realeza. Sin embargo, incluso teniendo a los mejores asesores de imagen, no siempre se puede acertar, y así lo comprobo recientemente cuando uno de sus abrigos se convirtió en el tema de conversación por razones nada halagadoras.

Durante su visita oficial a Alemania el pasado 14 de abril, Máxima decidió reciclar el abrigo gris de Claes Iversen que utilizó en marzo de 2015 durante un viaje a Dinamarca. En ese entonces, el diseño causó sensación y le valió buenos comentarios a la reina, pero en esta ocasión logró todo lo contrario: indignación. Y es que el detalle que la reina pasó por alto es que el abrigo tiene detalles bordados que dan la apariencia de ser cruces esvásticas, el icónico símbolo nazi, lo cual le valió una ola de críticas en las redes sociales. Aunque el propio Iversen explicó que la comparación le parece “absurda” y que el sólo utilizó "una forma geométrica clásica", no cabe duda de que la similitud es evidente y poco acertada para un país como Alemania.

Aunque la reina no dio ninguna declaración al respecto, eligió, casualmente, continuar el resto de la agenda del día sin el polémico abrigo. Mejor no herir –más– susceptibilidades.


Más notas:
Ni Rania, ni Letizia: Máxima de Holanda es la reina del estilo
Máxima de Holanda, reina de la elegancia su paso por París