‘El rey Felipe estuvo divirtiéndose hasta las dos... Letizia no tanto’

Te contamos cómo fue la tradicional Cena de Armadores de la Copa del Rey Mapfre de Vela, en Palma de Mallorca.

“El rey lo dio todo el otro día en la recepción, estuvo casi hasta las dos de la madrugada divirtiéndose mucho. Letizia, no tanto. Y es que Letizia...”, comenta un conocido relacionista público mallorquín sobre la recepción ofrecida por los reyes el pasado miércoles en el Palacio de la Almudaine en Mallorca. Habla con la tranquilidad de no saberse grabado, además de haber disfrutado de algunas copas de champagne Bollinger, un gin tonic exótico con ginebra gallega, el sabor de una docena de ostras francesas y estar en una fiesta como la Cena de Armadores. “Esto ya casi está. La cena es un evento que marca prácticamente el final de esta intensa semana de regatas”, comenta a Javier Sanz, presidente del Real Club Náutico de Palma, una de las almas de la 34ª Copa del Rey Mapfre de Vela que tiene como base su club, en la parte más antigua del puerto de Palma.

¿Qué hacen los 'royals' en el verano?

Durante la semana de regatas siempre se espera la aparición de Felipe VI y este año ha pasado ya tres días, en los que incluso ha llegado a navegar con el famoso Aifos que, aun con él a bordo, acaba siendo uno más de los 120 barcos que se han apuntado este año para competir en siete categorías, a las que se han añadido nombres comerciales como “Air Europa X-35”, “BMW ORC-1 y ORC-2” e incluso “Singular Kitchen Soto 40”. Del mismo modo que, desde la salida de la perfumera Puig como patrocinador principal, ahora Mapfre es el apellido de un evento que junto a la entrega de trofeos tiene dos cenas como grandes eventos sociales: la de tripulaciones y la de armadores.

La primera es la más informal y a decir de muchos de los presentes en la fiesta “la menos encorsetada”, algo que llama la atención en el ambiente ya muy informal de la cena de armadores, con más de 400 invitados que llenan la terraza del náutico. “Esto no tiene que ver con las cenas de antes: con el anterior rey todo era más cuadriculado, más clásico y mucho más cerrado, quizá más cortesano. Hoy esto se ha democratizado bastante”, vuelve a comentar el relaciones publicas local.

La Reina Letizia y Doña Sofía: la elegancia de la corona española

Lo cierto es que la cena es informal: en pie, con mesas altas repartidas por unas terrazas donde cada día se practica deporte y se forma a navegantes desde que son niños. Por la noche no hay niños, sino adultos a los que se les ha pedido que vayan vestidos de manera informal y de blanco.

Descubre qué personalidades asistieron al evento haciendo clic aquí.