Un homenaje para Lady Di a los 20 años de su muerte

Con flores y una exposición de moda, el Palacio de Kensington hará un homenaje a esa princesa rebelde que cautivó al mundo.

Etiquetas:

El 31 de agosto de 1997, la noticia que recorrió el mundo fue el fallecimiento de Lady Di, quien fuera princesa de Gales; y aunque aún falta más de medio año para que se conmemore el 20 aniversario luctuoso, el Palacio de Kensington, el que fue su último hogar —y hoy residencia de sus hijos los príncipes Guillermo y Harry— ya anunció que en febrero comienzan los homenajes.

El primero y más visible será un jardín blanco en las afueras del citado palacio, donde miles de flores blancas (rosas, narcisos, tulipanes, margaritas) recordarán lo mucho que a ella le gustaba ver el cambio de estación, cuando terminaba el invierno y llegaba la primavera con esas flores perfumadas.

Tal como sucede ahora con Kate Middleton, duquesa de Cambridge, así lo vivió Diana Spencer. Esa joven cautivó al mundo no solo por su carácter y su belleza, sino por su forma de vestir. Formal o informal, acertado o no, cada atuendo que ella usaba era escrutado a precisión y se hablaba de ello, de ahí que uno de los puntos fuertes de su 20 aniversario luctuoso sea la moda. Diana: Her Fashion Story es el nombre que llevará una muestra museográfica con la evolución del estilo de la princesa: desde sus primeros compromisos reales hasta su fallecimiento.


En palabras que dio a la agencia EFE Eleri Lynn, creadora de la exposición, esta “explorará la historia de una joven mujer que aprendió rápidamente las reglas de la realeza y el vestir diplomático, y cómo se supo colocar en el foco de los diseñadores y la industria de la moda británica”.

La exposición abrirá sus puertas el 24 de febrero e incluirá trajes y atuendos completos de Diana de Gales, entre ellos: vestidos de noche que lució en diferentes compromisos de la década de los 80, otros más de su colección menos formal durante los 90 y los bocetos originales de otras prendas icónicas que sus diseñadores favoritos crearon exclusivamente para ella.


También se podrá ver el vestido icónico de terciopelo azul (de Victor Edelstein), que se hizo famoso porque con él la princesa visitó la Casa Blanca y bailó con John Travolta; un traje azul de tartán Emanuel, usado para una visita oficial a Venecia en la década de 1980, se exhibirá en público por primera vez.

Este diciembre saldrán a la venta los boletos para poder ingresar a la exposición en marzo de 2017. Se espera que gente de todo el mundo adquiera estas entradas para poder admirar de cerca la vida de esa princesa rebelde que se convirtió en un ícono de glamour, humanidad y de libertad tras su matrimonio (y consiguiente divorcio) con el príncipe Carlos, primero en la línea de sucesión al trono de la Gran Bretaña. Lo recaudado será donado a beneficio de causas humanitarias.