8 cosas de las cuales (apostamos) que Johnny Depp está arrepentido.

Hicimos un recuento de esas peripecias de las que si fuéramos Johnny Deep, quisiéramos dar marcha atrás.

Etiquetas:

Por décadas fue el niño consentido de Hollywood. Su aura parecía imperturbable y sus películas, garantía para quienes apostaban por que su nombre en los créditos era sinónimo de éxito. Entonces, algo pasó. Veamos esa lista de decisiones que Johnny Depp seguramente tacharía de su biografía…si pudiera.

  • No saber decirle que no a Tim Burton

Es innegable que gracias a Burton, el brillante director y artífice de oscuridades cinematográficas pop, Depp se convirtió en una de las grandes personalidades del cine. Sin embargo, llegó un momento en que literalmente abusó y película tras película, lo vimos repitiendo el mismo papel de mimo desquiciado, gótico y asexuado que Burton le supo endilgar. Tan fácil como decirle que no de vez en cuando a su amigo y cómplice, para explorar otros horizontes y no hacer ocho películas repitiendo prácticamente el mismo personaje.

  • Dejar a Winona Ryder

Eran la pareja perfecta y su tatuaje de “Winona forever” (luego modificado a “wino” para quedar bien con su otro amor, el alcohol) evidenciaba que su romance hubiera podido sobrevivir hasta que la muerte o la cleptomanía de Winona los separaran. ¿Y si la buscas para reconquistarla, Johnny? No, si estás leyendo esto, olvídalo, quizás no sea buena idea, ¡ya suelta ese teléfono!

  • Rechazar el papel de Wolverine

El nombre del actor se barajeó junto a los de Mel Gibson y Russell Crowe, justo cuando la franquicia de los X-Men comenzaba su andar cinematográfico. En lugar de eso, el actor se decantó por la saga de Piratas de Caribe, mucho más enfocada al público infantil. Y bueno, ni con el catalejo pirata se vislumbra el (seguramente) tan anhelado Oscar.

  • Encender cigarros con billetes de 1000 dólares

Bueno, eso imaginamos que acostumbra hacer, ya que hace un par de meses, una firma de abogados neoyorquina (a la que Johhny había contratado para que lo cuidaran de… él mismo y sus excesos) público que el actor gasta en promedio más de dos millones de dólares al mes y que ahora les debe dinero a ellos. Entre su colección de guitarras, avión privado y más de 40 personas en una oficina al servicio de “su majestad Depp, sí que debe pagar muchas facturas al mes. Vanity Fair ya lo había colocado en la lista de actores mejor pagados del mundo en 2010, cuando todavía podía darse el lujo de ir al cajero automático y ver que su saldo aumentaba 100 millones de dólares al año.

  • No haber tomado en serio la música

Originalmente, el actor apostó por volverse un estrella de rock, ése es su sueño frustrado. En el camino, triunfó en el cine, se convirtió en una súper estrella y sus sueños de rock and roll quedaron guardados en el baúl de los recuerdos. Gracias a su fama, conformó una banda con sus amigos talentosos: Alice Cooper y Joe Perry (de Aerosmith), pero el proyecto, más bien fue un capricho de famosos totalmente prescindible y su único disco lanzado en 2015 pasó por ahí sin mucha gloria.

  • No dejar dicho permanentemente que “no estaba”, para el director de El Llanero Solitario

Y es que gracias a su actuación en la versión cinematográfica de 2013 sobre el héroe enmascarado del viejo oeste, en dónde hizo el papel del apache Toro, Depp ingresó formalmente a las filas del selecto pero vergonzoso club de los ganadores del premio Razzie (o anti-Oscars) a lo peor del cine. Es más, ahora seguro tiene bloqueado a Gore Verbinski (el director de la película) de su cuenta de Facebook… y eso lo podríamos jurar.

  • No tomar un curso de bienes raíces

Sí, él y cualquiera es libre de hacer lo que quiera con su dinero. Bastante incómodo debió ser el disfraz y maquillaje de Edward Scissorhands como para que todavía le estemos diciendo qué comprar y qué no. Pero Johnny, ¿adquirir un islote en el mar Egeo, más angosto que el planeta del Principito y por cuatro millones de dólares? ¿una ganga? No, no parece buen negocio.

  • No tener un amigo hacker

Si Depp necesitaba hackear un teléfono para recuperar unas fotos, ¿a quién de sus amigos recurriría? ¿a Tim Burton? Pues no, seguro Tim no sabría cómo hacerle y desafortunadamente para Johnny Depp, tanto Mr. Robot como Ray Donovan son personajes de ficción. ¿A qué vamos con esto? A que su reciente ex esposa Amber Heard presentó hace poco unas fotos tomadas con su celular, donde mostraba los golpes y cicatrices del abuso físico que sufrió cuando estuvo casada con el actor. No Johnny, en realidad lo único que debes estar lamentando, fue lastimar a tu esposa. El actor fue acusado de misógino y abusador y esto sin duda, fue un golpe al hígado directo a su reputación.