Un rey llamado Bryanboy

Entrevistamos a uno de los fashion bloggers que han dado una nueva narrativa a la moda.

Etiquetas:

El apodo que usaba en la era de America Online se volvió referente en la industria de la moda. Comparte el front row de los desfiles con Anna Wintour y Hamish Bowles. Su poder quedó constatado cuando Marc Jacobs bautizó uno de sus bolsos con sus iniciales (la BB Bag), pero Bryan Grey Yambao no comulga con tener una voz institucional. “No voy a perder mi tiempo tratando de ganar más seguidores ni voy a hacer cosas para complacer a la gente”, dice a Vanity Fair México a días de su boda y durante una visita como uno de los invitados especiales a la fiesta con motivo de la reapertura de la boutique de Hugo Boss en Masaryk.

VANITY FAIR: En Instagram manifestaste tu postura frente al uso de armas. ¿No es inusual para un fashion blogger?
BRYANBOY: Es algo que me apasiona mucho. Las pistolas son básicamente un arma de guerra. ¡No tienen otro propósito que el de matar! ¿Por qué las tiene la gente? ¿Por qué en Estados Unidos se permite comprar pistolas en un Wal-Mart? Es una locura.

VF: ¿Crees que esto te diferencia de tus colegas?

BB: Lo que pasa a tu alrededor te afecta. No sé si me aleja de los otros bloggers, pero tengo este alcance y lo quiero usar para algo más que mostrar mi ropa.

VF: ¿Cómo te han afectado las redes sociales?
BB: Hicieron mi mundo más pequeño. Antes viajaba una vez al año. Hoy vivo en un avión.

VF: Tu mundo se redujo y tu cartera se engrosó...

BB: También. Pero no se trata de eso, me dio un ingreso y un trabajo formal.

VF: Estás presente en todas las redes. ¿Conocemos todo de ti?
BB: Me gusta pensar en mi mismo como alguien muy real. Lo que ves en redes sociales representa una gran parte de mí. Por supuesto que no puedes compartirlo todo. Nunca publico mis relaciones personales, jamás verás a mi novio. Algunas veces tienes que proteger una parte de ti.

VF: ¿Te has sentido vulnerable?
BB: Por supuesto. Todo el tiempo.

VF: ¿Te debes a tus detractores?
BB: Me enojaría si nadie me odiara porque entonces nadie me prestaría atención. Tus detractores son tus seguidores más leales… Me siento agradecido de tenerlos y espero que haya más.

VF: Mencionaste a tu novio y estás próximo a casarte. ¿Cómo será tu boda?
BB: Oh my god! Voy a tener dos bodas. Me caso en Nueva York. Será muy privado. En octubre es mi gran boda por la iglesia, después de Fashion Week París.

VF: ¿Que usarás?
BB: Jason Wu y Jonathan Anderson. Valentino en octubre.

VF: Conociste a tu prometido en un café. ¿No es demasiado tradicional para alguien que vive en los medios digitales?

BB: Por supuesto. ¿Cómo conoces gente? ¿Grindr? Jamás saldría con alguien de Grindr. Imagina con cuántos se acuestan. Sería como: tú eres el chico número dos, tú eres el señor martes, tú el del miércoles.

VF: El internet es efímero. ¿Le temes a eso?

BB: Me asustaría más seguir haciendo lo mismo cuando tenga 50. Significaría que algo está mal conmigo. En 10 años no quiero que me sigan fotografiando. Me veo con mi libro y una compañía
productora.

VF: ¿De qué sería tu libro?

BB: Ficción para jóvenes adultos. Me encanta la idea de escribir algo basado en mi vida y la de mis amigos.

VF: ¿A qué atribuyes tu permanencia?

BB: No lo sé. Creo que es magia


*Artículo publicado en nuestra edición impresa de enero.