El fin de la miniserie Hiddleswift

Exitosa en la música, desafortunada en el amor; sí, hablamos de Taylor Swift, quien terminó su relación con Tom Hiddleston.

Etiquetas:

Si alguien en Hollywood planea romper un récord respecto al número de novios en sus veinte —por ahora—, esa es Taylor Swift. Y es que el día de ayer People y US Weekly anunciaron su ruptura con Tom Hiddleston. Oh, sí, el actor británico se une a esa larga lista de desatinados —y en su mayoría fugaces— romances. Si las matemáticas no mienten, fuera del noviazgo que sostuvo con Calvin Harris, la media de duración con sus parejas oscila entre los tres y cuatro meses.

Pero que nadie se atreva a hacer menos los sentimientos de la rubia. No es necesario recalcar que se enamora y sufre igual sin importar el tiempo compartido con “the one” en turno. Se necesitó querer —o clavarse— demasiado para haber compuesto tantas canciones de dolor y ardidez disco tras disco. Incluso le deberíamos de reconocer que ha logrado mucho más en 90 días que cualquier otra novia desesperada. Conocer a la familia sigue siendo un tema delicado, ¿cierto, Tom?

Sin embargo, el hermano de Thor no era precisamente quien le huía al compromiso. Mientras él quería hacer —más— pública y oficial su relación con ella, la intérprete de ‘Blank space’ había decidido mantener su vida privada fuera de los reflectores… Sí, por más incongruente que parezca después de haberle presentado a sus padres (junio 21), viajado con él a Italia y Australia (junio 25) y aparecer por primera vez como Hiddleswift en Instagram durante las celebraciones del 4 de julio.

¿Acaso quería cambiar la fórmula para poder encontrar el triunfo en el amor? Si antes lo gritaba a los cuatro vientos o salía a presumir en paseos a su más reciente conquistador, puede que le haya caído el veinte que ese patrón o modelo está maldito. Fuera de esa razón, sin importar edad o profesión; cantantes, DJs y hasta un Kennedy demuestran que Swift ha tratado arduamente de dar en el blanco… Con el mismo resultado: una tan productiva catarsis llena de varios número uno y más de un Grammy.

Según informó el Daily Mail, la rubia terminó la relación porque Tom insistía mucho en que ella lo acompañara a la alfombra roja de los premios Emmy del 18 de septiembre, algo que ella nunca ha hecho con sus parejas anteriores (y no pensaba comenzar ahora). ¿Estrategia publicitaria?

Mucha gente podría considerar que Taylor Swift es apasionada, pero hay que ser realistas, cae en la categoría de intensa. Repasemos; además de dedicar temas a quienes le han roto el corazón y a las terceras en discordia, ¿quién compra una casa situada a unos cuantos metros de distancia de la de la familia de su casi novio? Ajá, lo hizo cuando salía con Connor Kennedy. Para su mala suerte, en esta ocasión el candidato sí buscaba formalizar, o por lo menos tenía la intención. La única y más importante pregunta que nos hacemos es bastante obvia... ¿Quién más se animará?