Tara Swennen, la única que logra que Kristen Stewart se ponga tacones

La 'fashion stylist' ha conseguido lo que nadie imaginaba: convertir a la actriz en una de las mejor vestidas de Hollywood.

Etiquetas:

Kristen Stewart es una de las actrices mejor vestidas de Hollywood, siempre y cuando se encuentre sobre una alfombra roja, pues verla fuera de horas de trabajo es toparse con la imagen de una mujer que podría sobrevivir un mes entero con los mismos jeans, tenis desgastados y playera blanca. ¿Cómo logra esta dualidad?

La responsable de la faceta más glamurosa de Kristen se llama Tara Swennen y es la única persona en este mundo capaz de lograr que la actriz se ponga un par de tacones, incluso contra su propia voluntad. La estilista, cuya lista de clientes también incluye a Emily Ratajkowski, Heather Graham, Amy Schumer y Julie Bowen, ha estado con Kristen a lo largo de su carrera y se ha encargado de crearle un estilo propio que combine la comodidad y el glamour.

25 momentos en los que Kristen Stewart odió ser Kristen Stewart

La primera vez que Swennen creó un look para Kristen fue durante la premier de la cinta Into the Wild en el Festival de Cine de Toronto, en 2007, cuando la vistió con un diseño asimétrico en blanco y negro de Chanel. El más reciente fue el fin de semana durante la premier de 'Equals' en el Festival Internacional de Cine de Venecia, en donde la actriz californiana lució impecable en un vestido de la misma firma francesa y tacones de Christian Louboutin, de los cuales se deshizo tras pasar por la alfombra roja.

Gracias a Swennen, hemos visto a la actriz enfundada en diseños de Diane von Furstenberg, Ralph Lauren, Louis Vuitton, Emilio Pucci y Stella McCartney, entre otros, siempre con una acertada combinación entre lo masculino y lo femenino. Pero eso no significa que elegir un diseño para Stewart sea siempre fácil. ¿Su talón de Aquiles? Los zapatos. A la actriz la hemos visto en tenis y hasta descalza sobre las red carpets, pues al parecer sólo tolera los tacones durante un corto periodo de tiempo. “Después de una década, es un hecho. Ya ni siquiera me resisto [a que prefiera usar tenis]”, mencionó Tara en una entrevista para Fashionista. “Pero ella sabe cuándo me encantaría que se pusiera los tacones, y se los pone”, puntalizó. Querida Tara, te aplaudimos de pie.