'Es mejor estar solo que mal acompañado’: Sebastián Zurita

El actor nos revela sus manías, básicos de estilo y placeres culposos.

Etiquetas:

Hijo de los actores Humberto Zurita y Christian Bach, Sebastián Zurita nació para estar en el plató. Con sólo 10 años debutó en la televisión y apunta a ser uno de los rostros más frescos y prometedores de la pantalla chica y el cine nacional. También productor, a través de su casa Addiction House Films, Zurita ratifica su alma emprendedora al inmiscuirse en el terreno de la moda participando en el programa local de Calvin Klein white label Fall 2015. Exploramos, con espíritu juvenil, los gustos de este potencial fashion icon.

LIFESTYLE

  • Básicos: Un par de jeans y una buena chamarra.
  • ¿Corbata, moño o mujer del brazo? Soy más de la idea de “Mejor solo que mal acompañado”, pero opto por la corbata.
  • Lentes de sol: Ray-Ban
  • Fragancia: Bvlgari, la uso desde niño.
  • Para la piel: Ni bloqueador ni cremas.
  • Cabello: Trato de no utilizar mucho acondicionador.
  • En tu maleta. Todas las cosas de aseo personal.
  • Y en tu auto: Tiene que haber algo para poner mi iPod.
  • Coche: Porsche.


FUNDAMENTALES

  • Icono de inspiración: De la música Dave Matthews Band, y actores como Leonardo DiCaprio y Tom Hardy.
  • Musa: Normalmente la que sea mi novia en ese momento.
  • Cinta: Into the Wild y Whiplash... por ahora.
  • Canción eterna: #41 de Dave Matthews Band.
  • Trago: Whisky en las rocas.
  • Destino: Italia.
  • Viaje inolvidable: Por el Mar Chino. Bajé desde Hong Kong hasta Singapur.
  • Deporte: Futbol y hockey sobre hielo.
  • Equipo: América y F.C.Barcelona.
  • Gadget: No soy de gadgets.
  • ¿Instagram o twitter? Twitter.

     

OCIO

  • Lo primero al despertar: Intento volver a dormir.
  • Antes de dormir: Veo una serie de TV o leo un libro.
  • Serie con la que estás enganchado: Game of Thrones.
  • ¿Juego de mesa o videojuegos? Videojuegos, Xbox.
  • Última obra de teatro que viste: La llamada.
  • Gustos musicales: Desde el rock más pesado hasta lo más fresa.
  • Libro de cabecera: El Manantial, de Ayn Rand.
  • Placer culposo: Tener a Justin Bieber en mi iPod.

 

Artículo publicado originalmente en nuestra edición impresa de noviembre.