Salma Hayek, la reina del 'late night'

Con esos giros mexicanos (su 'Trademark') y esa picardía jarocha que la caracteriza, la mexicana se ha convertido en una garantía para los programas nocturnos de Estados Unidos.

Etiquetas:

Dormidos en la esperanza del quinto partido en un Mundial de futbol, las glorias mexicanas llegaron en otras disciplinas. Después de unos años para el olvido —pero para el análisis— con las películas de ficheras, que protagonizaron glorias como Sasha MontenegroRafael Inclán o Alberto Rojas El Caballo en las décadas de los setenta y ochenta, el cine nacional renació de sus cenizas con títulos como La tarea (1991), El callejón de los milagros (1995) o Profundo Carmesí (1996). Fue bautizado como “El nuevo cine mexicano”.

Y después de eso llegó la gloria. Los recientes Oscar de Alejandro González IñárrituEmmanuel Lubezki (¡tres seguidos!) o Alfonso Cuarón están para comprobarla. Ahora no hay premiación o festival de cine en que los mexicanos no destaquen. El último botón de muestra fue la reciente edición de Cannes, donde el talento nacional se hizo presente en la alfombra roja en el aniversario número 70 del festín cinematográfico. En una imagen que le dio la vuelta al mundo —y perdón que nos refiramos a ellos de manera tan coloquial, pero los sentimos como amigos—, posaron GaelDiegoEl ChivoEl NegroAlfonsoDel Toro y Salma. Nuestra Salma.

Una de las máximas para cualquier conductor de un Late Night Show internacional debería ser “Ante la duda, invita a un mexicano”. Diego y Gael —por separado— han hecho virales su participaciones en los programas nocturnos más famosos de la televisión estadounidense, como cuando García Bernal anunció la “construcción” del muro fronterizo en The Late Show, en octubre pasado.



Y Salma Hayek ha probado ser una buena inversión. A continuación, enumeramos el paso de la veracruzana por los programas nocturnos estadounidenses más importantes. Aclaración: tal vez las anécdotas que comparte no son las más simpáticas o descabelladas. Lo que hay que destacar de ellas es cómo están contadas. 

UNA DE BUCEO
La actriz, nominada al Oscar por Frida (2002), practica el buceo desde que tenía 10 años. Podría decirse que es una experta, aunque al mejor cazador se le va la liebre: en The Late Late Show with James Corden contó que tuvo un accidente mientras estaba sumergida en las profundidades y que tuvo que despresurizarse de emergencia durante ocho horas. Nada fácil, especialmente si eres claustrofóbica.

UNA DE INFIDELIDAD
Casada desde 2009 con el multimillonario francés François-Henri Pinault —propietario de marcas de lujo como Gucci, Yves Saint-Laurent o Balenciaga—, Salma tuvo un episodio de celos que compartió en The Tonight Show Starring Jimmy Fallon. En busca de mejorar su pronunciación del inglés, ella y su esposo decidieron pedir ayuda por separado. Toda una comedia de situación que casi termina en divorcio porque la actriz interpretó mal un mensaje.

UNA DE DANNY TREJO
Antes de ser el vengador chundo y pocho que conocemos hoy, Danny Trejo fue un asaltabancos que cumplió varios años en la cárcel. De los muchos tatuajes que tiene, destaca el que lleva en el pecho, una mujer muy parecida a Salma. Así lo contó en The Graham Norton Show en 2016.

UNA DE TRUMP
Llegamos a la cereza del pastel, sobre todo por la relación tan especial —por decir lo menos— que llevan los mexicanos con el presidente Trump. Resulta que hace algunos años, Salma y su marido se toparon con el hombre de la cara naranja en una fiesta. Como podrán adivinar, el hombre más poderoso del mundo buscó a la mexicana para invitarla a salir. Y Hayek lo paró en seco. 


 

‘BONUS TRACK’
Recordemos que antes que Gael, Diego, El Chivo o El Negro, estuvo Salma, una veracruzana Self-made que le dijo no a Donald Trump. #Respect. Y quien, en una faceta más didáctica, enseñó a los estadounidenses el slang mexicano básico para sobrevivir.