Robo a Kim Kardashian desata controversia por 'dañar' la imagen de París

El diseñador Karl Lagerfeld la critica por resumir sus joyas y Salma Hayek dice que la entiende.

Que en una ciudad se den noticias de robos no es nuevo, tampoco lo es que estos ocurran en capitales de primer mundo como Londres, Tokio, Berlín o París, pero que una estrella de la televisión sea asaltada en uno de los hoteles más exclusivos y de la forma en la que le ocurrió a Kim Kardashian, sí lleva a pensar dos veces en la seguridad que hay en la ciudad para esos millonarios que la visitan.

París ostenta desde el año pasado una mala ola de publicidad por los atentados que se sufrieron en la ciudad a causa de ISIS, aunado a eso, el episodio violento que sufrió Kim Kardashian ya comienza a hablar de un desprestigio para la “ciudad luz”.

Según reportó la agencia EFE, la alcaldesa de París, Anne Hidalgo, dijo que este robo fue "un hecho poco habitual ocurrido en un espacio privado que no pone en cuestión el trabajo de los policías ni la seguridad en los espacios públicos parisienses".

Quien se suma a esta opinión y, de paso, critica a Kardahisan es el diseñador Karl Lagerfeld quien aseguró que lo sucedido perjudica a París: “No entiendo cómo ella estaba en un hotel sin seguridad, por ejemplo. Si eres famosa y muestras todas tus joyas, te pueden suceder cosas como esta. No se puede exhibir la riqueza y luego sorprenderse de que alguien quiera compartirla”.

Según los reportes dados a conocer por la policía, el monto de las joyas robadas asciende a los 16 millones de dólares, algunas de las ellas fueron prestadas por marcas de lujo y otras más eran de la colección personal de Kardashian.

Al ser cuestionada sobre este episodio, Salma Hayek dijo que lamentaba mucho este acontecimiento, pero que ella nunca viaja con tantas joyas a la capital francesa porque no tiene casa ahí. “No tengo mucha joyería en París. Amo París pero no traigo joyas aquí porque no vivo aquí”, explicó a la prensa en una de las presentaciones de la Semana de la Moda a la que asistió.

Agregó que Kardashian fue afortunada de haber estado sin su hija menor: “Lo importante es que ella está bien. Sé que es terrible pero gracias a Dios ella está bien. Es lo único que puedo decir porque pudo ser peor. Esas son las buenas noticias y gracias a Dios que su pequeña hija no estaba aquí”.

Además de las joyas, los ladrones se llevaron dos celulares, tarjetas de crédito y dos mil dólares en efectivo.

Más notas:
El de Kim Kardashian y otros famosos despojos de pertenencias
La peor semana de Kim Kardashian: un acosador y un asalto en París
Kim Kardashian regresa a su casa en NY, es captada sin anillo de compromiso