Rihanna estimula la economía simplemente siendo Rihanna

Tal vez Donald Trump quiera escucharla.

Etiquetas:

,

,

,

Donald Trump podría estar interesado en tomar algunas notas sobre política económica de Rihanna. La cantante y diseñadora sigue estimulando la economía, impulsando un alza en las ventas en prácticamente todo lo que toca, lo haya planeado o no.

Durante el fin de semana, Rihanna subió a internet una fotografía de ella usando un traje con cristales de Gucci y una camiseta gastada con el logo de la marca junto con el lema: “Aún no puedo ir a casa, porque no ha visto mi outfit gente suficiente”. Resulta que mucha gente había visto su outfit y quería adquirirlo. Un representante de la tienda de moda online Lyst le dijo a Fashionista que aunque el logo de la camiseta de Gucci se había convertido en uno de los artículos más buscados el año pasado, las búsquedas de éste aumentaron un 203 por ciento después de que Rihanna exhibió el suyo este fin de semana.

 

" I can't go home yet, cuz enough people ain't seen my outfit "

Una publicación compartida de badgalriri (@badgalriri) el

No es la primera vez que el sello de aprobación de Rihanna hace que la gente tome nota. El martes pasó la tarde en su tienda pop-up Fenty x Puma en Los Ángeles, lo que atrajo a los clientes que realizaban sus compras de la colección primavera-verano, y no es que necesite hacer un esfuerzo extra. La sociedad de la cantante con Puma, que la nombró directora creativa en 2014, ha probado ser fructífera para ambas partes. Sus zapatos, tales como Creeper y Fur Slides, se agotan con frecuencia, y aunque quedarse sin stock no necesariamente significa un alza en la utilidad, los números indican lo contrario.

El último trimestre de 2015 de Puma registró un alza de 17.1 % en ventas, con una ganancia de aproximadamente $975 millones de dólares. En una conferencia de prensa en febrero de 2016, el CEO de Puma, Bjoern Gulden, comentó que Rihanna “puede vender tenis, y Puma está en algo que no hemos visto hasta ahora en el área de damas”.

A principios de 2015, Dior hizo de Rihanna en el nuevo rostro de la marca, lo que la convirtió en la primera —y hasta ahora la única— mujer de color en ser embajadora de Dior. Y resultó ser una decisión inteligente. En julio de 2015, los artículos de piel de la marca tuvieron un salto en ventas en buena parte asociado con la bolsa Diorama, cuya campaña fue la primera que Rihanna hizo para ellos.

Todo lo que Rihanna toca —o, más específicamente, lo que usa o diseña— se transforma rápidamente en oro. Asociarse con ella ha probado ser una valiosa inversión en ropa deportiva, casa y moda y más.

*Texto originalmente publicado en Vanity Fair U.S.