'No sabía quién era el malo cuando comencé (la película)'

Por poco no sucede, pero llega ‘Los 8 más odiados’, el nuevo film de Tarantino. Su primer intento por escribir misterio.

Etiquetas:

En enero de 2014 se filtró en internet el guion del nuevo filme de Quentin Tarantino. El cineasta se sintió devastado. Pensó en abandonar ese proyecto, pero una lectura del argumento en vivo con parte del reparto –sin acceso de dispositivos electrónicos o celulares– revitalizó al realizador. Nació la octava cinta del director (su segundo western y primer intento por escribir una historia de misterio), quien vuelve a sus raíces y recupera el formato de 70 mm entre cazarrecompensas, bandidos y justicieros. Filosóficos, sanguinarios y ortodoxos asaltan la pantalla este mes. Tarantino lo ha visualizado en la meca del teatro.

Vanity Fair: La gente se sorprendió de que usted se molestara por la divulgación (en internet) del guion cuando usted mismo los filtra.

Quentin Tarantino: Sí, pero están terminados cuando se difunden. Estaba devastado. No se trataba de un trabajo para verse públicamente. El final no era realmente EL final, sólo era UN final. Jamás daría a conocer algo que estuviera en un estado tan embrionario. Deseaba hacer tres borradores. Aún cuando no pensaba que hubiera una razón para tener tres, quería hacerlos antes de mostrarla al mundo.


V.F.: Hay un viaje épico al inicio de la cinta pero se torna muy intenso en la tienda de Minnie.

Q.T.: Sí. Tiene una calidad muy a la Eugene O’Neill pero con personajes locos y ruines. Definitivamente, había una sensación de 'The Iceman Cometh' en la que pensaba mientras escribía. Estaba como: ¡Oh, esto se está transformando en una obra teatral!


V.F.: Remite a 'Perros de reserva'. El drama se desarrolla en una sola locación.

Q.T.: Totalmente. Y yo lo sabía. Comencé sabiéndolo, pero desconocía que se desviaría hacia algo como 'The Iceman Cometh' o 'Samuel Beckett' a medida que se desarrollaba.


V.F.: ¿Quién diseño (el set de grabación) de Minnie?

Q.T.: Yohei Taneda, quien hizo los sets japoneses de 'Kill Bill'. Y él es un artista genio. Realmente deseaba trabajar de nuevo con él y pensé que este sería el proyecto perfecto para él. Es un set en el que tenemos que vivir.


V.F.: Al igual que 'Perros de Reserva', es una historia en la que los personajes tienen secretos y pueden no ser lo que aparentan. La gente querrá verla más de una vez.

Q.T.: Habrá esa primera vez en que la ves y no sabes nada. Y la siguiente… Bueno, lo sabes todo. Ahora verás cómo la pandilla sortea los obstáculos.


V.F.: ¿Ya había intentado escribir un misterio antes?

Q.T.: No. Este es mi primer intento. Pero no cambió mi estilo para escribir. No sabía quién era el malo o los malos cuando comencé. Esperé a que (los personajes) me lo revelaran. No hice esta cosa del misterio en que tú ya lo sabes y vas en retroceso desde ahí. También yo lo quería averiguar.


*Descubre la entrevista completa en nuestra edición impresa de febrero


Más notas:
Quentin Tarantino: Detrás del 'violento' cineasta