Predicciones: películas que protagonizarán la temporada de premios 2017

Tras las pausas por las fiestas navideñas y de fin de año, Hollywood está listo para retomar su temporada de premiaciones hacia el Oscar.

Uno de los pasatiempos favoritos de la cinefilia mundial es la participación año tras año en las predicciones sobre los posibles ganadores de la afamada estatuilla de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Hollywood.

A semanas del anuncio de los nominados al Oscar, les compartimos el estado de las películas candidatas más destacadas: Qué tienen en su favor, cómo están construyendo sus campañas, qué reconocimientos han recibido, etc. Ya sea para participar en la quiniela de la oficina y ser el resto del año el referente cinéfilo del lugar o para encontrar explicación a ciertos resultados, si te interesa entender el porque y el cómo de los involucrados, no dejes de leer.

Antes de entrar en materia, recordemos que tanto la entrega del Oscar como las premiaciones de sindicatos y prensa que veremos en las próximas semanas (Golden Globes, SAG, WGA, etc), son concursos de popularidad en donde desde unas cuantas decenas (cerca de 70 miembros de la prensa extranjera acreditada en Hollywood deciden los Goden Globes) hasta unos pocos miles (la Academia cuenta con aproximadamente 6 mil miembros) de miembros de la industria votan para decidir el resultado de cada entrega. Son campañas de relaciones públicas y marketing enfocadas a que esas personas traten de votar de cierta manera y en donde los argumentos no son exclusivamente artísticos o cinematográficos.

En un par de semanas se darán a conocer todos los nominados en las distintas categorías, pero hasta ahora son 4 las películas que se perfilan como las candidatas más serias a las estatuillas más importantes de la noche.

La La Land

Todo indica que el musical dirigido por Damien Chazelle, protagonizado por Emma Stone y Ryan Gosling (quienes tienen también casi aseguradas sus nominaciones en sus respectivas categorías de actuación), se ha convertido en el filme a vencer en la próxima entrega del Oscar.

Por un lado, se trata de un filme de innegable calidad que hace homenaje no solo al musical sino al Hollywood clásico del Studio system, en el que los votantes de la Academia pueden voltear a ver su propio mundo con una obra tan entretenida como profunda; por otra parte, La La Land es la alternativa para que Hollywood prefiera celebrar la evasión que permite el cine que un filme con alguna carga política o mensaje social en los delicados tiempos que hay tras la elección de Donald Trump como Presidente.

Con notable atención a cada detalle necesario, Chazelle sabe hacer un homenaje al cine clásico tanto como modernizar el musical mientras deja abierta la puerta a agridulces romances contemporáneos en un filme tan nostálgico como novedoso.

Mejor Película y Mejor Director son las categorías en las que llega con más fuerza.

Los premios que ya ganó, aquí.

Manchester by the sea

La película dirigida por Keneth Lonergan y protagonizada por Casey Affleck parece ser una de las apuestas seguras a recibir nominaciones y pelear hasta la recta final en las categorías de Mejor Director, Mejor Película, Mejor Guión Original, y ser el nominado a vencer en Mejor Actor.

Lonergan es un reconocido y respetado dramaturgo (autor del guión de la película), y su trabajo como director destaca poderosamente en este filme al lograr un control total de los ritmos y tonos como se desenvuelve la historia frente al espectador.

Casey Affleck tiene un Oscar casi seguro, a menos de que un milagro resucite la tímida polémica que se levantó tras salir a la luz casos de demandas de acoso sexual contra el actor. Algo que bastó para enterrar las posibilidades de una película que hace meses sonaba como seria aspirante hacia el Oscar: Birth of a Nation de Nate Parker.

Los premios que ya ganó, aquí.

Moonlight

Cada año, alguna joya salida del cine independiente norteamericano logra abrirse camino entre festivales y cartelera y se convierte en una referencia obligada del año. Ese es el caso de Moonlight de Barry Jenkins, la sensible y a la vez cruda historia de un afroamericano gay en Miami en 3 momentos de su vida: su infancia, su adolescencia y su vida adulta.

No solo hay detrás de su candidatura y campaña el señalamiento de una notable manufactura que exhibe la brutal realidad social de varias minorías sociales, sino que envuelve ese recorrido emocional y doloroso en momentos de expresionismo casi poético, sin dejar de lado que se trata de una película que claramente pone en el centro de una discusión el trato a las minorías en la sociedad estadounidense: un mensaje que puede resultar de enorme peso político cuando la entrega se realice y el presidente ya sea Donald Trump.

Otro factor: esta es la película que puede aprovecharse del #OscarsSoWhite del año pasado. Y parece podrá lograrlo en las categorías de actuación de reparto.

Si Hollywood quiere ponerse político este año: esta es una de las mejores películas para hacerlo. Lo que al mismo tiempo puede reducir un poco sus posibilidades con un sector más conservador y menos confrontador de la Academia, particularmente en las categorías principales (Mejor Película y Director). Pero en Mejor Guión y en Mejor Actor y Actriz de Reparto (incluso Mejor Fotografía), no dejen de considerarla.

Los premios que ya ganó, aquí.

Arrival

Con un presupuesto de 50 millones de dólares, Arrival parece ser el blockbuster hollywoodense de entre los finalistas, pero detrás de esta cinta de ciencia-ficción y encuentros con seres de otros planetas, está no solo la precisa e inteligente dirección de Dennis Villeneuve sino una sensible y profunda historia que llega a los terrenos de la reflexión y propuesta de directores tan encumbrados como Stanley Kubrick y Andrei Tarkovski.

Si los miembros de la Academia quieren reconocer el tipo de filmes que saben ofrecer una experiencia particularmente grandilocuente en la pantalla, que hacen que la gente pague por verla en una pantalla grande y que los blockbusters de la meca del cine comercial pueden tener forma y fondo, Arrival podría llevarse algún Oscar (Dirección, Guión Adaptado, Actriz).

Los premios que ya ganó, aquí.

Los comodines:

Detrás de estas 4 películas se encuentran otros títulos tratando de llamar la atención, algunos en categorías muy específicas.

Fences, adaptación cinematográfica de una obra teatral, que dirige Denzel Washington puede aparecer tanto en categorías de actuación como en Mejor Dirección. No solo hay argumentos estéticos o artísticos a su favor, sino un elenco afroamericano que puede aprovechar la polémica alrededor de Hollywood y su racismo en la entrega de premios en el último año.

Sully, impecable crónica fílmica del heroico acuatizaje del vuelo de US Airways que en 2009 terminó sobre las aguas del río Hudson en Nueva York, podría traer nominaciones para Tom Hanks (Actor), Aaron Eckhart (Actor de Reparto) y Clint Eastwood (Director).

Loving, de Jeff Nichols, que cuenta la historia de un matrimonio interracial que desafió una época y obligó cambios legales importantes, logra centrar todo en dos emotivas y sensibles actuaciones (sobre todo de Ruth Negga), que podrían ponerlo entre las candidatas en las categorías de Guión Adaptado, Dirección y Mejor Actriz.

También como una de las presencias fuertes en la categoría de Mejor Actriz (que deberá tener probablemente a Emma Stone, Amy Adams, Natalie Portman y Ruth Negga) está la actriz francesa Isabelle Hupert, quien en Elle, de Paul Verhoevn, da cátedra de actuación con una historia que toma un tema polémico y sensible como una violación y la lleva a terrenos insospechados e inexplorados con una protagonista femenina única.