Una película biográfica de Madonna llega justo a tiempo a la gran pantalla

Universal acaba de recibir el guión de Blond Ambition, un relato sobre los primeros años de la superestrella.

Etiquetas:

Los primeros años de Madonna son material para una leyenda. La cantante de 58 años abandonó el colegio en Michigan y se lanzó a la ciudad de Nueva York, en donde desempeñó trabajos ocasionales y tomó clases de danza en sitios distintos mientras comenzaba a construir su carrera. Estuvo bailando, instalada durante un tiempo en una sinagoga abandonada en Queens, y formó una banda en la que también estaba el novio con el que vivía. Aquellos días también estuvieron marcados por la tragedia. “[La ciudad] no me recibió con los brazos abiertos”, escribió alguna vez. Durante el primer año, fue asaltada a punta de pistola y luego violada mientras la amenazaban con un cuchillo, experiencias traumáticas que afectaron su potencial creativo. Pero Madonna nunca perdió la dirección, siguió trabajando hasta que consiguió tener algunos éxitos que pronto la lanzarían al estrellato.

Ahora esta historia de origen penoso con un enfoque profundamente feminista es el objeto de una producción en Hollywood. Un guión de los primeros años de Madonna, titulado Blond Ambition, ha sido elegido por Universal, de acuerdo con The Hollywood Reporter. El guión, escrito por la novel Elyse Hollander, fue seleccionado como el mejor en la lista de Black Pick de 2016, un favorito de la industria que evalúa los guiones que no se han producido.

“La historia está ambientada en la década de 1980 en Nueva York, cuando Madonna Louise Ciccone trabajaba en su primer álbum, abriéndose camino en un mercado que trataba mal a las mujeres y, a la vez, vivía una vida amorosa incipiente y los primeros indicios de la fama”, THR. Y, como la mayoría de las mujeres de la industria de la música podría confirmar, sigue siendo un medio marcado por un arraigado sexismo. Durante el evento de Billboard Women in Music del año pasado, Madonna comenzó su discurso diciendo: “Me encuentro ante ustedes como un tapete. Quise decir como una artista del género femenino”.

Continuó agradeciendo al público por “reconocer mi habilidad de mantener mi carrera durante 34 años ante una misoginia flagrante, sexismo, un bullying constante y un abuso implacable”.

Este discurso, que incluso Madonna no se hubiera atrevido a pronunciar hace algunos años, es la prueba viviente de que estamos presenciando un momento particularmente interesante para retroceder un poco y analizar los primeros días de la artista. En la industria del entretenimiento, el feminismo ha pasado de ser un tópico apenas discutido a un tema constante de conversación. Recordemos el momento en que los medios le preguntaban a todas las celebridades femeninas: “Pero, ¿eres feminista?” Antes, el concepto de ambición femenina era aterrador y un tabú; ahora, mujeres jóvenes con puestos de mando lo tienen presente, y estrellas del pop como Ariana Grande y Beyoncé han hecho del feminismo declarado una parte integral de su marca personal.

Antes que ellas, por supuesto, estuvo Madonna, una mujer astuta que aprovechó su propia ambición y una sexualidad descarada y las convirtió en una carrera astronómica marcada por récords de éxitos, matrimonios febriles y declaraciones polémicas, desde su derecho de a apropiarse de la cultura hasta su postura anti hortensias. De cualquier modo, el hecho de que Blond Ambition se centre en sus primeros años parece una buena idea; en poco tiempo otros directores profundizarán en el resto de su carrera y abordarán todos sus momentos destacados y controversias.

Michael De Luca (Cincuenta sombras de Gray) producirá Blond Ambition junto con John Zaozirny, de Bellevue Productions. Hasta el momento, el proyecto no se le ha adjudicado a ningún director, aunque si Universal realmente quiere mantener esa línea, probablemente deberían contratar a una mujer.

*Texto originalmente publicado en Vanity Fair U.S.