El nuevo amor de Elías Sacal que lo llevó a los titulares rosas en España

El empresario mexicano de la construcción mantiene, desde hace unos meses, una relación sentimental con Mar Flores, una famosa ‘celebrity’ española.

Un nuevo rostro mexicano acaba de colarse en el panorama de la prensa rosa española. Elías Sacal, hasta ahora un completo desconocido allá, acapara portadas de revistas por su relación con Mar Flores, una exmodelo, actriz, actual diseñadora de bolsos, bloguera y una de las ‘celebrities’ más destacada del panorama social de España.

El nombre de Elías Sacal era totalmente desconocido en España hasta hace apenas un mes, cuando salieron a la luz unas fotos de la pareja paseando en buena sintonía por París. Desde entonces y tras el reciente posado de la pareja en una gala en New York, el interés mediático por el empresario azteca no ha hecho más que aumentar en España donde la prensa ha intentado indagar en su pasado.

Pero ¿quién es la guapa morena que es la última conquista de Sacal? Mar Flores está actualmente en el top de la jet set española y su presencia es muy demandada en fiestas, eventos y presentaciones. Sin embargo, su vida no siempre fue así. Mar se crió en Usera, un barrio obrero y humilde del extrarradio de Madrid. Su altura y su belleza racial la animaron a probar suerte en el mundo de la pasarela a principios de los años 90 tras ganar un concurso de modelos. Gracias a este certamen su rostro empezó a ser muy conocido y empezó a suscitar el interés de los medios de comunicación del corazón.

Aunque ha desfilado para importantes diseñadores y ha sido portada de prestigiosas revistas de moda, el gran público empezó a hacerse muy popular gracias a su trabajo de presentadora en diversos programas y concursos de televisión.

Empresarios y aristócratas

Casi a la par que despegaba su carrera profesional, comenzaba su larga lista de conquistas integrada por miembros de la aristocracia y empresarios, fundamentalmente.

Su primer marido fue un conde italiano cuyo divorcio acabó aireado en programas de televisión. Entre éste y su segundo marido se le vinculó con hombres muy mediáticos y alguno que otro empresario hasta 30 años mayor que ella. Gran parte de sus noviazgos han sido perseguidos por los paparazzi hasta que llegó su segundo marido: Javier Merino, un empresario con quien estuvo casada por 15 años y con el que tuvo cuatro hijos y que le aportó una gran estabilidad. Parecía que por fin Mar encontraba el amor verdadero. Su segundo matrimonio la encumbró como una dama de la alta sociedad dejando atrás sus escándalos amorosos de juventud. Sin embargo este otoño ambos ponían fin a su matrimonio de “mutuo acuerdo” y arrancaba una nueva etapa de soltería en la vida de la madrileña.

Con 47 años y cinco embarazos, Mar sigue conservando una figura envidiable y su peculiar belleza morena. No es extraño que tardara poco en encontrar pareja. Lo que nadie en España imaginaba es que Mar acabaría con un empresario del otro lado del charco.

Flechazo en Ibiza

Parece ser que a través de amigos comunes Mar y Elías se conocieron este verano en la isla de Ibiza. Él quedó asombrado de la guapa y alta española y por los puntos que tienen en común. Ambos tienen una edad parecida (Elías tiene 50 años), están divorciados, son padres de familia, atesoran un historial amoroso bastante extenso y han sido unos conquistadores natos.

Los ojos azules del empresario azteca de origen judío eclipsaron a la española y pese a la corta duración de su romance ya no se esconden en sus apariciones públicas.

A Mar poco parece importarle el largo historial de novias de Sacal cuyo primer idilio fue con Alejandra Alemán, hija del expresidente Miguel Alemán. Su relación duró unos años hasta que Elías acabó en los brazos de Roberta López Negrete, la chef Estrella Jafif, Rebecca de Alba (ex de Ricky Martin), la presentadora Adela Micha, la modelo Marcela Cuevas y Ana Bárbara. Está claro que a Sacal le gustan las mujeres famosas y guapas y Mar cumple a la perfección ese canon.

En España Elías es presentado como un hombre con un gran peso social y empresarial en México y al frente de una importante empresa constructora. Vive entre Nueva York y México y le gusta veranear en Saint-Tropez a bordo de su velero que ahora compartirá con Mar Flores. Le gustan los toros y el arte y no se pierde ninguna inauguración de exposiciones. Entre sus amistades se encuentra el pintor y escultor Fernando Botero

Los que le conocen dicen que tiene fama de romántico y detallista con las mujeres y que en su vida personal le gusta ser muy discreto. Una discreción que con su nuevo amor parece que ha quedado al descubierto.