La entrevista a Barack Obama para encontrar empleo y otras casi tan divertidas

Stephen Colbert hizo que el aún presidente actuara como aspirante a obtener un empleo.

¿Quién dijo que las entrevistas de televisión podían suceder solo en los noticiarios estelares, de silla a silla o, peor aún, con un escritorio de por medio? Los formatos para “sacar la sopa” a los políticos ha cambiado mucho en los últimos años y cada vez podemos ver —afortunadamente— métodos tan divertidos como los que han sucedido con los Obama.

La “entrevista” más reciente que hemos visto con Barack Obama fue una donde él se presta para pasar por un hombre casi común y corriente que, en la recta final de su segunda presidencia, busca empleo.
Así, Stephen Colbert, en su programa ‘The late show’, sostiene una divertida entrevista donde el comediante promete ayudar a Obama a mejorar su currículum para conseguir empleo tras dejar la Casa Blanca.


Entre el contenido de esta charla hay preguntas tan cómicas como “¿cuáles son esos premios que ha ganado?” a lo que el aún presidente responde “tengo un Premio Nobel de la Paz, aunque aún no sé por qué me lo dieron”.


Hacia el final de la entrevista, de modo muy sutil, Colbert le pregunta si votaría por una barra de fibra o por una mandarina descompuesta cubierta de cabello, a lo que Obama responde por la barra, que representa a Hillary Clinton, la candidata demócrata. Mejor paramos con los spoilers y dejamos que la veas.

Una no single first lady, canta

El comediante James Corden, en su segmento Carpool Karaoke, logró subir a la primera dama de los Estados Unidos, Michelle Obama y no solo la hizo cantar temas de su repertorio favorito (Stevie Wonder, Beyoncé, Missy Eliott), sino dar algunos flashes sobre esa vida personal de ella y el presidente.

En un recorrido donde el servicio secreto se ve discretamente ir detrás de ellos por los jardines de la residencia oficial, la primera dama habló de lo mucho que va a extrañar a las personas que trabajan con ella una vez que dejen la Casa Blanca —que no el servicio 24 horas, aclara a Corden—, por el contrario, explica: “Con siete años y medio de lujo, he tenido más que suficiente. Creo que puedo prepararme mi propio sándwich de queso a las tres de la mañana”.

También contó cuando su hija Malia obtuvo la licencia de manejo y bromeó en varias ocasiones, tal vez la más graciosa fue cuando ella le señala el lugar donde está el despacho de su esposo, a lo que Corden le pregunta si Barack Obama está en ese lugar y ella responde “debería estarlo, al menos eso me dijo cuando salí”.

Pero mejor no arruinemos la sorpresa y te dejamos el video.
 

Los dotes histriónicos de Barack Obama no solo han sido evidentes en sus discursos humorísticos ante los corresponsales, una de sus grandes actuaciones la pudimos ver en el estreno de la séptima temporada de la serie ‘Comedians in cars getting coffee’, donde el mandatario se animó a "debatir" con Jerry Seinfeld.

El video inicia con la presentación de un hermoso Corvette Stingray 1963, donde más tarde se realizará la entrevista. Luego, Seinfeld llama por teléfono a Obama, lo felicita por haber “cortado con la burocracia en Washington”, ambos suben al auto y emprende un viaje por los alrededores de la Casa Blanca.
 

Barak Obama también estuvo en el popular programa de televisión The Ellen DeGeneres Show, en el que habló de su vida personal, las elecciones presidenciales y sus planes de futuro cuando abandone la Casa Blanca. Obama aprovechó para elogiar el trabajo de la presentadora en favor de los derechos de los homosexuales. Esta fórmula solo augura risas y diversión.

¿Y qué hay de aquella vez en que Michelle Obama no solo fue con Ellen Degeneres para una entrevista y terminó bailado entre una multitud de niños?