No, ser hijo de Madonna no es cosa fácil

El hijo de la cantante, Rocco, huyó de su casa, la bloqueó en las redes sociales y busca que su padre sea su custodio.

Etiquetas:

¿De tal Madonna tal astilla?
No cabe duda de que Madonna siempre ha sido una fuente inagotable de controversia, contradicción y escándalo, ¿pero quién iba a pensar que, a pesar de ser la portavoz –por excelencia– del libertinaje, la Reina del Pop resultara una control freak en su papel de madre?

Cuando Madonna dio a luz a Lourdes Maria Leon, fruto de su relación con quien fuera su entrenador personal, el cubano Carlos Leon, el mundo se cuestionaba si su primogénita caería en la perdición y usaría como primer brassiere dos conos de tránsito hechos a su medida. Sin embargo, nadie contaba con que con el nacimiento de Lourdes nacería también un rasgo hasta entonces desconocido en la cantante: un instinto maternal sobreprotector, mismo que, según diversas fuentes, ha llevado a su segundo hijo, Rocco, a sentirse prisionero en su propia casa y más como un “trofeo que como un hijo”, según reportó TMZ.

Celebridades que se acercaron a Madonna y lo pagaron caro

Además de sentirse controlado, si algo odia un joven de 15 años es ser avergonzado por sus padres, y en eso Madonna se ha convertido en una especialista compartiendo en redes sociales fotos de su hijo peinado con dos coletas o un video en el que aparece en ropa interior y que la cantante divertidamente tituló: ‘El perfil preferido de Rocco #sinsalchicha’.

Quizá por ello, Rocco decidió tomar cartas en el asunto y, tras trabajar todo el verano en la gira de su madre, el 'Rebel Heart Tour', dejó su casa para mudarse con su padre, Guy Ritchie, a Londres. Y por si a la cantante se le ocurriera tomar un vuelo a la capital inglesa para ir a buscarlo, su padre ya contrató a un abogado y buscará quedarse con su custodia.


Comienza la batalla

Pero la corte puede esperar, pues la verdadera pelea ya comenzó, y qué mejor arena que las redes sociales. Después de enterarse de que su exesposo contrató a un abogado, Madonna contraatacó publicando una frase de Friedrich Nietzche en su cuenta de Instagram. “Una forma de medir la fuerza de tu atacante es viendo el tipo de opositores que necesita. Siempre se puede saber cuándo algo está creciendo, porque va a ir en busca de adversarios o problemas de gran alcance”.

El drama cibernético no terminó ahí, pues después de la indirecta –bastante directa– de la cantante, Rocco decidió bloquearla en la red social y, posteriormente, eliminar su cuenta. A lo que Madonna contestó subiendo una fotografía antigua en la que aparece con él y sus otros hijos, Lourdes y David. “El amor conquista todo”, escribió. Pero esta no es la primera vez –y quizá no será la última– que Madonna libra batallas en su rol de mamá.
 

 

Love Conquers All............❤️#rebelhearts

A photo posted by Madonna (@madonna) on

Lourdes
Por más irónico que parezca, los problemas de Lourdes con su madre radicaban en la mirada castigadora que ésta le propiciaba debido a la ropa con la que vestía a los 13 años de edad. Uno de los castigos que destacan en la carrera de Madonna como madre es cuando decidió consignarle toda la ropa a su hija y obligarla a llevar el mismo outfit a la escuela hasta que aprendiera la lección.

Madonna también reveló que cuando Lourdes tenía 16 años le dejó de hablar… ¡por culpa de un iPhone! ¿Habrá sido esa la única razón? Y el año pasado durante una visita al programa de Ellen DeGeneres dijo sentirse desolada y deprimida por la partida de su hija a la universidad, aunque le disgusta que sea fumadora y un alma fiestera. Dicen que el tiempo y la distancia lo curan todo… Por el momento, las riñas entre ‘Madge’ y ‘Lola’ han cesado.

20 fotos que demuestran que todas las famosas se visten como Madonna

David Banda y Mercy James
Son tan pequeños (10 y 9 años, respectivamente) que probablemente los únicos conflictos que Madonna tiene con ellos ahora no van más allá de que no se quieran terminar la sopa. Sin embargo, habrá que esperar algunos años para ver cómo evoluciona su relación con David y Mercy, a quienes adoptó en Malawi en 2013.

Lo que es evidente, es que Madonna jamás se dijo a si misma “De grande no seré como mi madre”, pues ha repetido el mismo patrón que sus padres, según confirmó Lucy O’Brien, autora de la biografía 'Madonna: Like an Icon' (2007). La cantante cuenta con membresía del club de los “bad cops” en la labor de la crianza inculcando a sus hijos un estricto control. Todos los que viven bajo su techo deben seguir su regimen alimenticio, o sea, la dieta macrobiótica, y tanto los chocolates como los caramelos no están permitidos. NUNCA. Honestamente, con esas restricciones, nosotros también hubiésemos salido huyendo.