No, Leonardo DiCaprio jamás fue violado por un oso en ‘The Revenant’

Recordamos algunos de los rumores más absurdos que han tenido que desmentir los famosos.

“No hay ninguna escena de violación con un oso en The Revenant", tuvo que comunicar la 20th Century Fox cuando un rumor difundido por el sitio The Drudge Report, famoso por publicar historias que más tarde ha tenido que desmentir, aseguró que en la nueva película de Alejandro González Iñárritu un oso violaba, no una ¡sino dos veces! a Leonardo DiCaprio. El sitio incluso señaló que los primeros espectadores de la cinta abandonaron la sala de proyecciones cuando “El Lobo de Wall Street conoce al Grizzly de Yellowstowne”. La productora ya aclaró que en la escena en cuestión un oso hembra ataca a Leo para proteger a sus oseznos, pero en ningún momento intiman.

Parece increíble, pero esta no es la primera vez que un rumor absurdo toma tal fuerza que tiene que ser desmentido. Aquí algunos de nuestros favoritos:

La "ayudadita" de Marie de Dinamarca.

"La princesa Marie, de 39 años de edad, ha pasado bajo el bisturí del cirujano plástico para conseguir un busto más grande", informó hace unos meses la revista Her & Un. No sólo eso, la publicación aseguraba que se había operado en Lituania (como si una princesa tuviera que viajar a donde se realizan operaciones a bajo costo). Aunque las casas reales europeas no suelen desmentir rumores, en este caso la Casa Real de Dinamarca emitió un comunicado de prensa: “La noticia es falsa”. El Departamento de Comunicación de la Casa Real aclaró que la princesa Marie, esposa del príncipe Joaquín, no solo no se había operado, sino que además jamás había estado en Lituania, ni de vacaciones ni para convertirse en la doble de Pamela Anderson.

El bordado oaxaqueño ahora le pertenece a Francia
A principios de año, la cantante Susana Harp denunció –con toda la razón– que la diseñadora francesa Isabel Marant había copiado bordados tradicionales de comunidades indígenas de Oaxaca para incorporarlos en su nueva colección, sin aclarar que se había inspirado –por no decir fusilado descaradamente– en una tradición textil con 600 años de historia. Marant pidió disculpas públicas y al parecer ahí acabó la historia, pero no. Hace unos meses comenzó a circular un rumor: la diseñadora, no solo había plagiado los bordados, sino que además los había registrado como propios y ahora ella y el gobierno de Francia iban a cobrarle regalías a las bordadoras indígenas, al gobierno de Oaxaca y, en un descuido, hasta a quien lea esta nota.

La noticia dio la vuelta al mundo, se publicó y hasta circularon peticiones para recabar firmas que evitaran que la tal Marant nos desplumara. Una vez viralizada la indignación, irónicamente tuvo que ser la misma Susana Harp quien saliera a aclarar cómo sucedieron las cosas, explicando que era absurdo que se registraran los bordados tradicionales y que esto no era más que un chisme cibernético.


También del mundo de la moda es una historia que se insiste en repetir: el diseñador Tommy Hilfiger habría dicho en el programa de Oprah que si hubiera sabido que su ropa iba a ser usada por negros y latinos, no la habría diseñado. El problema es que el diseñador nunca había asistido al show. De hecho, tras años de soportar el rumor tuvo que ir con la presentadora para aclarar las cosas.

La alocada vida de Rod Stewart
Tras años de desmentirlo, en Rod: The Autobiography (2012), Rod Stewart una vez más aclaró que es falsa la “anécdota” de que tras varios días de fiesta, alcohol y drogas terminó en un muelle de Nueva York practicándole sexo oral a varios marineros (dependiendo de quien cuente la historia eran 6, 12, 24…), lo que le provocó una intoxicación que lo llevó al hospital para un lavado de estómago. “Eso se lo inventó Tony Toom, mi publicista, cuando le despedí”, mencionó el cantante. Pese a eso, aún le siguen preguntando: “¿Es verdad que en una ocasión usted…?”.