Propósitos y predicciones de los famosos para 2016

No sabemos qué anotarán en su lista de propósitos para el próximo año, pero sí qué es lo que deberían de cambiar.

Sofía Vergara: Su propósito es seguir pronunciando mal el inglés (de hecho, su meta es hacerlo cada vez peor). Cuando algo funciona… ¿para qué cambiarlo? Además son más los fans de su personaje como Gloria Delgado-Pritchett (en “Modern Family”) que sus detractores.

Kim Kardashian: Tratará de tener otro hijo el año que viene. Si son gemelos o trillizos mejor, ya que por una sola fotografía de su reciente retoño con Kanye West, le han ofrecido de 2 a 2.5 millones de dólares.

Donald Trump: Uno de sus propósitos debería ser reflexionar al menos durante dos segundos antes de soltar una frase, pero en realidad nunca lo ha pensado. Sin embargo, preguntarle a Aleks Syntek por su contacto de los injertos de cabello sí debe ser una de sus intenciones para 2016.

Miley Cyrus:
Para sorprender al público, su propósito debería ser volver a su imagen cándida y virginal de Hannah Montana, ya que sabe que es una vuelta de tuerca que nadie esperaría. Pero no, en lugar de eso seguro buscará romper el record impuesto por Gene Simmons (de KISS) y Odie (de “Garfield”), de pasar más tiempo con la lengua de fuera.

Luis Miguel: Uno de sus propósitos deberá ser tomar un diplomado de karaoke con unos especialistas japoneses, a fin de que si el año que viene hay un “cambio de temperatura” en sus shows, podría poner a cantar al público… ¡todo el concierto! En vez de hacerlo él. Además, así no se le olvidarán las letras otra vez.

Adele: Mantener su peso actual, y no nos referimos a su talla, sino a lo que “pesa” en la industria musical del pop contemporáneo. Otro de sus propósitos debería ser ya no escuchar discos de Shakira para que no la influya y la acusen de plagio

Shakira: Este año lo que sonó de la cantante no fue una nueva canción, sino el balonazo en la cara que le propinó accidentalmente su esposo, Gerard Piqué (y que además subió a la red), por lo que uno de sus propósitos de este 2016, además no dormirse en sus laureles y un urgente nuevo hit, es vengarse y subir el video de la revancha a YouTube.

Charlie Sheen: Publicar sus memorias, pero sin que parezcan el guión de una película XXX. O bueno, a lo mejor así es justo como quiere que luzcan.

Justin Bieber:
Además de no volver a olvidar ponerse una toalla cuando vaya a la playa, su propósito será salir de la friendzone a la que lo envió sin escalas Jennifer Lawrence. El año pasado sólo tuvo 13 novias, número de mala suerte, así que su propósito será tener al menos 14 o 15 en 2016, y qué mejor qué intentar que Lawrence sea una de la lista, aún y cuando sabe que, evidentemente, no va a funcionar.

Jennifer Lawrence: Cuidar mejor a sus amistades, ya que recientemente declaró que convivía con ratas en su departamento durante sus primeros años en Nueva York y que se peleaba el pan con ellas… ésos sí que eran juegos del hambre. Entre sus propósitos no debe estar –bajo ninguna circunstancia– ser novia de Justin Bieber.

Leonardo DiCaprio: Ganar por fin el añorado Oscar por su trabajo con Alejandro G. Iñárritu en “The Revenant” y si no lo logra, organizar una marcha al lado de Miss Colombia.

Alejandro González Iñárritu: Cambiarse legalmente el nombre a “Alejandro G. Iñárritu” (o de plano, a “Alexander G. Iñarritu”). Intentar volar más alto que Birdman.

Lady Gaga: Encontrar un vestido ¡más! transparente que los que acostumbra usar. Sus asesores le recomendaron un modelo llamado “el traje nuevo del emperador”.

Rihanna: Encontrar ese vestido y estrenarlo antes que Lady Gaga.

Miguel Ángel Osorio Chong: Suscribirse a Netflix para ver más películas con temas carcelarios, al estilo de “Sueño de Fuga”, “El Gran Escape” o “Alcatraz” para encontrar tips y que no se la vuelva a aplicar “El Chapo”. Y es que su propósito principal es recapturarlo.

Caitlyn Jenner: Salir en otra portada de Vanity Fair, pero quizás ahora como Bruce (por aquellos rumores de que ya se arrepintió de su transformación).

Lily-Rose Depp: ¡Sonreír! Vamos, que tiene 16 años, papás famosos, dinero y un contrato de modelaje, la vida no puede estar tan mal.

Hugh Hefner:
Pensar mejor las cosas y considerar que vuelvan los desnudos a la edición estadounidense de Playboy. El hecho que a su edad sólo le gusten ver fotos de gatitos jugando con bolas de estambre no significa que los lectores de su revista se vayan a conformar sólo con los artículos.

Selena Gomez: Romper su propio record y que una de sus fotos en Instagram tenga más de 1.6 millones de likes en un sólo día. Olvidarse de Justin (o convencer a las revistas de eso).

Paul McCartney:
Actualizarse y escribir la continuación de una de sus famosas canciones, que ahora que se llamaría “When I`m 84 Four”.

Lenny Kravitz: No olvidar ponerse ropa interior, sobre todo cuando va a dar un concierto.

Jared Leto: Que su papel como “Joker” esté a la altura e incluso le salga mejor que a sus antecesores inmediatos (Jack Nicholson y Heath Ledger). Por lo pronto ya es el villano favorito de los fans de Taylor Swift, por hablar mal de ella en un video.

Angelina Jolie: Adoptar otra docena de hijos con Brad Pitt.

Katy Perry:
Ver todas las películas de Harry Potter. "Conozco a Harry Potter, pero nunca he leído los libros o visto las películas porque mis papás no me permitieron leer los libros” confesó recientemente.

Kylie Jenner: Mantener el mismo tinte de cabello, durante más de una semana.