Cinco puntualizaciones sobre la selfie de Leonardo DiCaprio

El actor se autorretrató durante un evento de la ONU, y no le salió tan bien como pensaba.

Etiquetas:

2016 ha sido el año de Leonardo DiCaprio, pues no sólo se llevó –al fin– el Oscar a Mejor Actor por The Revenant, sino que también se convirtió en el mejor cameo de la historia en el programa de James Corden con Jennifer Lopez. ¿Recuerdas aquel mensaje de texto, “boo boo”?

Ahora, Leo vuelve a convertirse en nuestra persona favorita tras protagonizar una selfie que solo puede ser catalogada de una forma: incómoda. Y aunque el motivo fue mostrar su apoyo a la iniciativa Paris Agreement de las Naciones Unidas a favor del cambio climático, no podemos dejar de plantearnos ciertas cuestiones.

1. Es evidente que Leo no tiene experiencia autorretratándose.
Quizá un seminario de tres horas con Kim Kardashian y Kylie Jenner le ayudaría a encontrar su mejor ángulo.

2. No sabemos quién estuvo a cargo de la iluminación, pero gracias a esa persona ahora tenemos una idea de cómo se vería Leonardo DiCaprio como un personaje de Los Simpson.

3. Los ojos de Leo siguen siendo verdes
, tan verdes como en esa escena de Titanic en la que veíamos en zoom su mirada concentrada mientras él dibujaba a Rose. No que los ojos cambien de color de un día para el otro, pero sólo queríamos enfatizar en la infinita verdosidad de los suyos.

4. Leo no necesita Photoshop. A sus 41 años luce bien conservado, y aunque nunca sabremos si es porque utiliza retoques cosméticos, confesamos que nos cuesta imaginar a un hombre que pasa la vida de un continente a otro luchando a favor de la preservación de los animales sentado en una camilla con pepinos en los ojos.

5. Leo debería de tomarse selfies más a menudo. No importa que la calidad sea mala o que aparezca con una mueca entre seria y sonriente digna de un asesino en serie, aún así sigue siendo uno de los actores más apuestos y entrañables de Hollywodo. Te queremos, Leo.