Las Kardashian no quieren hablar de su hermano Rob

¿Es el silencio la mejor estrategia para afrontar algo que va mucho más allá de una simple crisis familiar?

Si hay una familia capaz de afrontar cualquier crisis de imagen son los Kardashian. Y no es cuestión de tener dinero para contratar a los mejores publicistas, que también. Se trata de experiencia. Y nadie puede negar que a los miembros de este clan les han pasado ya tantas cosas que pronto compararemos cualquier cosa que ocurra en el mundo con un capítulo de su reality. ¿Verdad que ya va siendo hora de buscar un relevo a Los Simpsons?

Pero incluso los más preparados para cortar fuegos tarde o temprano tienen que enfrentarse a algo mucho más grande que ellos. Algo que superara todo lo visto hasta ahora y los dejara anulados y sin capacidad de reacción. Lo que nadie esperaba es que ese algo fuera Rob Kardashian, poco más que un personaje secundario en esta telenovela hasta que ayer, cuando atacó a su exnovia Blac Chyna en las redes sociales, se convirtió en el principal protagonista.

Lo sorprendente del caso es que 24 horas después del escándalo ninguna de sus hermanas haya hecho comentario alguno no ya a los periodistas que las persiguen, sino en redes sociales, donde la única estrategia es seguir como si no hubiera pasado nada. o al menos eso es lo que pasa de cara a la galería, ya que como medios como TMZ aseguran, en privado la familia está muy preocupada por Rob pero, sobre todo, por su hija Dream Renée. Otra cosa es que quieran reconocerlo.

Por eso, a falta de acordar una estrategia común para afrontar esta crisis, parece que las Kardashian han decidido ignorar el elefante en la habitación y seguir su vida como si no pasara nada. Que visto así es también una estrategia. ¿Pero la mejor? Solo el tiempo lo dirá. De momento parece más miedo que otra cosa. Así ha sido el cobarde primer día en redes sociales de las Kardashian.

 

KKWBEAUTY.COM

Una publicación compartida de Kim Kardashian West (@kimkardashian) el

A mal tiempo, buena cara. Eso es lo que debe haber pensado Kim Kardashian, que se ha dedicado todo el día a publicitar su línea de maquillaje para hacer contouring con el que poder disimular cualquier preocupación o, si nos ponemos, incluso maquillarte para parecer otra persona y conseguir así que te dejen en paz unas horas.

 

My girls from day one! ❤️

Una publicación compartida de Khloé (@khloekardashian) el

Mal de muchos, consuelo de tontos. Khloé Kardashian ha apostado por hacer suyo este famoso refrán y, en lugar de encerrarse en sí misma, compartir imágenes arropada por su novio y varias amigas. Porque a veces una sonrisa es el mejor Photoshop. No dejes que la realidad te arruine una buena fotografía.

 

Do You Do You Saint-Tropez?

Una publicación compartida de Kourtney Kardashian (@kourtneykardash) el

 

En Saint- Tropez y lejos del objetivo. Así se ha fotografiado Kourtney Kardashian ayer en la que es posiblemente la publicación con más subtexto de todo su Instagram. Y como todo buen subtexto no depende del autor de la obra, sino del espectador, darle una interpretación. Es lo que ocurría, por ejemplo, en más de un capítulo The Leftovers. ¿Nos está queriendo decir Kourtney que desearía que un miembro de su familia hubiera desaparecido también de repente?

 

 

Fendi

Una publicación compartida de Kendall (@kendalljenner) el

Si las musas deberían sorprenderte trabajando, las crisis de imagen todavía más. Mientras la vida de su hermanastro se tambalea, Kendall Jenner prefiere refugiarse en el trabajo y seguir centrada en sus desfiles de la semana de la moda de París, como este de Fendi que ha decidido subir en blanco y negro para convencernos de que la distancia que toma no solo es física, sino también temporal. Ella está tan lejos de todo que parece que está incluso en otra época. Porque a falta de un Delorean volador bienvenido sea un filtro de Instagram para viajar en el tiempo.

Quien también ha querido presumir de hija trabajadora es Kris Jenner, la matriarca. Pero ella sube la foto en color para que nos quede claro que aunque no comparte la furia de Rob, ella es ante todo madre y su deber es estar al lado de su hijo si no en el mismo espacio, al menos en el mismo tiempo.

 

adventures

Una publicación compartida de Kylie (@kyliejenner) el

Dejamos para el final el mejor silencio de todos, que es el silencio surrealista de Kylie Jenner. Su selfie con unas jirafas de fondo llevando una gorra de Balenciaga ha conseguido por un momento que nos olvidáramos del expediente Rob y volvieramos a la normalidad. ¡Gracias Kylie!

Eso sí, lástima que detrás en lugar de estas simpáticas jirafas no tuvieras avestruces y que incluso alguna tuviera la cabeza escondida bajo tierra. Ahí si que habría un subtexto digno de ser interpretado como estrategia. Porque no hay nada más humano que tener miedo, pero con esta estrategia de ignorar el problema están perdiendo una oportunidad de oro para convencernos que son algo más que unos Simpsons de imitación. Al menos ellos al final de cada capítulo siempre aprenden una moraleja.