Querida Kirsten Dunst: ¡Eres odiosa!

Analizamos las películas en las que ha participado la actriz, ¡y en todas es bastante pesada!

Etiquetas:

Sí, Kirsten Dunst es muy guapa, se ha robado diversas red carpets, inmediatamente nos cae bien al verla, conquistó a todos en ese papel de niña buena/mala en Entrevista con el vampiro y nos ganó en Spiderman.

Tiene todo para quererla y ser una de nuestras actrices consentidas, pero es odiosa, pesada, histérica, presumida y más. Sin asustarse, todo esto es en sus películas.

Analizamos algunas de las historias en las que ha participado, y sus papeles se ganaron nuestro repudio. Sólo basta echar un vistazo para comprobarlo:

1.- Grita como loca al darse cuenta que es una pequeña vampirita (sin contar que ataca a Tom Cruise –sendo atrevimiento–) en Entrevista con el vampiro:



2.- Se hace la chistosa al fingir la voz de adulto en una llamada –¿quién le va a creer?–, en Jumanji:



3.- Se atreve a asaltar al mismísimo George Clooney en E.R:



4.- Se cree mucho por dirigir al equipo de porristas en Triunfos Robados (y eso que copiaban coreografías):



Y también grita como loca por un sueñito:



5.- Insulta a Maggie Gyllenhaal sin razón alguna y es el perfecto ejemplo de chica snob en Mona Lisa smile:



6.- Deja en ridículo a Paul Bettany y se siente la gran tenista en Wimbledon:



7.- Tiene la boda que todas quisieran y todavía se atreve a llegar tarde en Melancolía:



8.- Se preocupa por ya no poder usar bikini debido a su embarazo, ¡a los 15 años! (en Fifteen and pregnant):



9.- Presume sus pasos de baile en una carretera y ni que lo hiciera tan bien, en Drop Dead Gorgeous:



10.- ¡Y luego en calzones! (maldita cintura) (Eterno resplandor de una mente sin recuerdos):



11.- Se siente mucho por ser la reina y tener un festín de moda y postres en María Antonieta:



12.- Su amiga le dice que se va a casar y no puede ocultar su horrenda cara de desprecio, en Bachelorette:



13.- Y por besar así a Spiderman (Esto es la guerra).



Y sí, morimos de la envidia.