Katy Perry se puso muy personal en el tema de sus famosos exnovios

¿Calificar a sus amantes del peor al mejor? En nombre de la promoción del álbum, no hay ningún problema.

El 9 de junio, Katy Perry lanzó su álbum más reciente: Witness. Además de su debut nos regaló otra cosa: todo un fin de semana de transmisiones en vivo y de revelaciones personales. Esto va de acuerdo con la táctica de promocionar el álbum convirtiendo lo personal en algo público. No ha ocultado su conocida rivalidad con Taylor Swift, ni ha guardado silencio sobre su rompimiento a inicios de año con Orlando Bloom. Perry quizás no sea una persona discreta por naturaleza, pero con el nuevo álbum es posible que salgan a la superficie aún más detalles íntimos.

Para mantener a la maquinaria publicitaria echando humo durante el fin de semana, el canal personal de Perry se convirtió en un juego de confesiones con James Corden llamado Spill Your Guts or Fill Your Guts (Suelta la sopa o llena la panza). En el programa, Perry y Corden tienen que revelar sus secretos más profundos a riesgo de comer ciertos platillos como patas de cerdo en escabeche, lengua de res y saliva de pájaro.

“En la cama, del peor al mejor”, dijo Corden, “califica a John Mayer, D.J. Diplo y Orlando Bloom”. Al principio Perry se negó: “¡No, no voy a responder eso!”

Corden fue persuasivo en su interrogatorio, decidió anotar en una lista a los amantes y señalárselos a Perry mientras ella asentía con la cabeza. El orden: Diplo en tercero, seguido de Bloom y Mayer quedó como el primero en la lista.

Aunque Perry actuó tímida con esta confesión en particular, no ha puesto límites cuando se trata de discutir el drama principal de su vida. Mientras presentaba lentamente los sencillos de Witness, sus fanáticos no tenían por qué adivinar lo que pensaba acerca de... cualquier cosa. Cuando el mes pasado Perry fue invitada al programa nocturno Carpool Karaoke de James Corden, ella habló con el anfitrión sobre su rivalidad con Taylor Swift. “Honestamente es como, bueno, ella lo empezó, y es hora de que ella lo termine”, dijo en ese momento.

Pero fue Perry quien terminó las cosas. El mes pasado, cuando lanzó Swish Swish, Perry dejó claro que ésta era su respuesta a Bad Blood de Swift, la canción que a finales de 2014 supuestamente hablaba de su rivalidad con Perry (Swift nunca confirmó si la canción se refería a Perry). Si acaso dudabas de que Perry daría su propia respuesta a través de una canción, estas letras son suficientes para cerrar este debate:

Don’t you come for me

No, not today

you’re calculated

I’ve got your number

Because you’re a joke

and I’m a courtside killer queen.

(No vengas por mí

No, no el día de hoy

Te tengo bien medida

Y ya tengo tu número

Porque tú eres un chiste

Y yo soy una reina asesina.)

Este fin de semana, Perry usó su tour promocional para revivir el drama una vez más. Durante el podcast de Thrive Global, de Arianna Huffington, Perry habló de su rivalidad, pero además incluyó una disculpa.

“La perdono [a Swift] y siento cualquier cosa que yo haya hecho, y espero lo mismo de ella”, dijo, “la quiero y le deseo lo mejor”, continuó. “Creo que ella es una fantástica autora, y que si nosotras, ella y yo, ambas podemos representar a mujeres fuertes que encuentran puntos en común a pesar de sus diferencias, creo que todo el mundo dirá: ‘Sí, bueno, también nosotras podemos hacerlo’”.

¿Acaso ésta declaración es el final oficial de la rivalidad entre Perry y Swift? ¿Qué más obtendremos de la bóveda confesional de Katy Perry en pos de la promoción del álbum? Las apuestas dicen que no tendremos que esperar mucho para una nueva revelación.

*Texto originalmente publicado en Vanity Fair U.S.