Chico busca a chica

O cómo Justin Bieber logró que sus de seguidores en Instagram encontraran la verdadera identidad de su 'crush'.

Etiquetas:

Seguramente te ha pasado. Estás navegando por los mares de fotografías de Instagram cuando de pronto alguien llama tu atención. Frente a ti, en la pantalla, descubres a un ente perfecto que parece haber sido creado por un grupo de programadores japoneses sin vida social y demasiadas referencias de Hollywood. Entonces haces clic y tratas de averiguar un poco más sobre la persona. A veces es sencillo y descubres que su cuenta personal no está bloqueada, le gustan los paseos al aire libre y tiene un perro llamado Benito, pero en otras circunstancias puede ser difícil, incluso imposible, averiguar la verdadera identidad de tu crush en Instagram.

Por supuesto, para algunos famosos no resulta tan difícil, pues su base de seguidores en las redes sociales funciona como un servicio personal –y gratis– de hackers pubertos dispuestos a hacer lo que sea con tal de satisfacer a su ídolo. Si no basta preguntarle a Justin Bieber, quien el día de ayer inició una investigación cibernética de la que el FBI estaría orgullosa.

Todo comenzó cuando el canadiense compartió en su cuenta la imagen de una chica que parece una fusión entre Adriana Lima y Angelina Jolie: ojos verdes, cabello castaño y labios que serían la envidia de Kylie Jenner. Evidentemente, Justin se preguntó lo mismo que cualquiera se preguntaría al ver esa foto: “Dios mío, ¿quién es ella?”, y esa frase bastó para que sus más de 47 millones de seguidores pusieran manos a la obra y trataran de identificar al amor platónico de Bieber.

Muchas se hicieron pasar por ella, otras le inventaron nombres ficticios, pero al final ––como en todas las historias de amor de millenials– la verdad prevaleció y Justin supo su nombre: Cindy Kimberly.

Aunque no se sabe mucho sobre Cindy, cuyo username en Instagram parece ser @wolfiecindy, es evidente que tiene un doctorado en selfies, le gustan los dibujos sobre ella y no esperaba la fama repentina que ha llegado a su vida. "Realmente no sé cómo manejar esto, pero sólo tengo Instagram. Tenía una cuenta de Twitter y la desactivé. Acabo de eliminar mi Tumblr y alguien tomó mi antiguo url”, publicó en Instagram tras sentir el acoso de las Beliebers.