Halle Berry dijo que el histórico Óscar que ganó “no significó” nada para la diversidad en Hollywood

Quince años después, Berry sigue siendo la única mujer negra en ganar el Óscar a mejor actriz.

Etiquetas:

En 2002, cuando Halle Berry se convirtió en la primera mujer negra en ganar el Óscar a mejor actriz, dedicó el premio a “todas las mujeres de color sin nombre y sin rostro que ahora tienen una oportunidad porque esta noche se ha abierto esta puerta”. Se sintió como un momento importante, con una gran carga emocional y de cambio en la historia de Hollywood. Sin embargo, quince años después, Berry sigue siendo la única mujer de color en haber recibido el prestigioso galardón. En una entrevista reciente, Berry confesó cuánto le duele la falta de progreso de la Academia en cuanto a la diversidad. Destacó las nominaciones de los Óscares de 2016, que inspiraron el hashtag #OscarsSoWhite, “probablemente uno de mis peores momentos profesionales”.

Rememorando aquel momento de 2016 cuando escuchó que las nominaciones al Óscar de ese año no contaban con ningún actor de color, Berry le dijo a la redactora en jefe de Teen Vogue, Elaine Welteroth, que se quedó sentada, recordando su emotivo discurso al recibir el Óscar en 2002.

“Ni siquiera recuerdo de dónde vino ese discurso, porque no tenía un discurso [planeado]”, dijo Berry en una conferencia en el Cannes Lions International Festival of Creativity”. Estaba segura de que Sissy Spacek iba a ganar. Esa [sensación] fue la que estuvo presente en mi espíritu durante todo ese proceso”.

Cuando se enteró de las candidaturas para 2016, sin embargo, se sorprendió por la falta de impacto de su histórica conquista del Óscar.

“Me quedé sentada y pensé: ‘Wow, ese momento realmente no significó nada. No significó nada. Pensé que significaba algo, pero creo que no significó nada’”.

“Yo estaba profundamente herida y entristecida por ello”, continuó Berry. “Me inspiró a tratar de involucrarme de otras maneras, y es la razón por la que quiero empezar a dirigir. Quiero empezar a producir más. Quiero crear más oportunidades para las personas de color. Tengo conversaciones profundas con los miembros de la Academia, y estoy tratando de averiguar cómo puedo ayudar y añadir diversidad a la Academia”.

“Este tipo de grupos tienen que empezar a cambiar y ser más conscientes e inclusivos”, añadió Berry. “Creo que los negros… la gente de color… solo tenemos oportunidad de ganar en función de qué tanto estemos presentes. Esto me dice que necesitamos más gente de color escribiendo, dirigiendo y produciendo; no solo actuando. Tenemos que empezar a contar historias que nos incluyan. "

Desde la victoria de Berry, ocho mujeres de color han sido nominadas en la categoría de mejor actriz. Ruth Negga, de Loving, es la más reciente.

*Texto originalmente publicado en Vanity Fair U.S.