Gay Talese o cómo la crítica puede ser más grande que el talento

Considerado uno de los mejores periodistas de la época, ahora es más conocido por sus comentarios machistas.

Etiquetas:

Este fin de semana, la revista The New Yorker publicó uno de sus acostumbrados reportajes de largo aliento, esos que suelen contener historias perturbadoras y a la vez encantadoras que logran atrapar al lector. El protagonista de ‘El motel del voyeur' era un hombre que había comprado un hotel de paso solo para espiar a las parejas que se hospedaban en él. La pluma de este texto era nada menos que Gay Talese, uno de los periodistas más famosos de la actualidad.

Este hombre —que es célebre por su talento al escribir e investigar así como por su atuendo de hombre impoluto con traje, corbata y sombrero— es afamado por ser junto a Tom Wolfe uno de los creadores del periodismo literario y por seguir activo escribiendo a sus 84 años, pero ahora, las nuevas generaciones tal vez lo conocieron este fin de semana por ser un hombre machista.

Quien ganara el prestigioso Norman Mailer Prize en 2011 tuvo la mala fortuna de expresar comentarios misóginos durante una conferencia en Boston. Cuando le cuestionaron sobre sus influencias de joven, él dijo abiertamente que no podía nombrar a ninguna escritora que le hubiera inspirado en su trabajo. Al reportar esta declaración, la prensa vació los desafortunados comentarios en las redes sociales y la expansión del odio hacia Talese fue solo cuestión de horas.

Aunado a esto, en un artículo de The New York Times (periódico en el que Talese escribió por años) se publicó que el periodista le había preguntado a una reportera afroamericana si después de la entrevista iría a “arreglarse las uñas” y “cuándo y por qué” había sido contratada por ese medio. Comentarios innecesarios que derrumbaron la buena imagen que por años ha construido con su trabajo.

Y tal vez para las nuevas generaciones este hombre pase más a la historia por un retuit o por un emoticono de enojo que pusieron en los comentarios compartidos. Sin embargo, ese reportaje escrito tras 36 años de haber ocurrido es solo el preámbulo de la historia que se hará un libro y retrata las confesiones de Gerald Foos, un voyerista que compró un motel solo para satisfacer su fetiche y que cuenta detalle a detalle cómo fueron esos años de espionaje, un crimen en el que también podría salir embarrado Talese por ocultar información.

Gay Talese tiene dos hijas con su mujer Nan Talese, quien es una destacada editora de Nueva York. Él comenzó a escribir desde los 15 años y trabajó para The New York Times de 1956 a 1965, desde entonces se dedica a realizar textos que publica en diversas revistas. Tiene más de una docena de libros publicados y artículos periodísticos de gran fama como ‘Frank Sinatra Has a Cold’ o ‘Charles Manson’s Home on the Range’.