'La libertad sexual es parte de mi guerra'

Con ustedes, la actriz, guionista, activista, feliz esposa y ‘ feminazi’, Eréndira Ibarra.

Etiquetas:

Es la ardiente amante de otra guapa mujer en su personaje de Mariana Torres de Las Aparicio, la historia que rompió́ con los estereotipos de los melodramas tradicionales y que este mes se estrena en su versión cinematográfica. “Hay mucho amor de parte de Ana de la Reguera e Iliana Fox al enfrentarse a los personajes” comenta Eréndira y asegura que la cinta es una respuesta al patriarcado: “Pero además me encanta porque puedes estar atacado de la risa y al minuto siguiente estar llorando, no es una película común, te hace pensar. No me da miedo llamarla feminista”. “¿Te han dicho ‘feminazi’?”, pregunto. “Sí, qué risa, no me ofende, yo busco la igualdad, y sí ¡soy feminazi y me haré una playera!”.

La actriz confiesa
 que también le han llamado “chaira”
o “grilla”, pero que
 como persona pública 
le da igual, sabe que
le pueden decir de
todo... o casi: “Que
 me digan incongruente sí es lo peor, tendrían que caminar a mi lado y conocerme. Es complicado estar en esto y tener conciencia crítica. A mí me señalan por tener patrocinios y al mismo tiempo ir en contra del sistema, pero creo que estar ahí pero intentar cambiarlo, es lo que debemos hacer”.

En la vorágine de uno de los mejores momentos de su carrera, la actriz reflexiona: “A mis 30 creo que puedo manejar las emociones a las que me enfrento”. Pero tiene un secreto: “IRIE es una palabra rastafari que significa bienestar. El secreto de esto es no buscar la alegría como la emoción básica de la vida”. A Las Aparicio se suman sus próximas participaciones en las películas La vida inmoral de la pareja Ideal y Fuego negro, y además, su segunda temporada en la serie Sense8 de los hermanos Wachowski. “¿Son los creadores de The Matrix tan raros como se dice?”. “¡Las hermanas Wachowski, querrás decir! No es rareza, es autenticidad. No les interesa encajar, son quizá los seres humanos más interesantes que he conocido y trabajar con ellos es lo mejor que me ha pasado profesionalmente hablando”.

Recientemente, ella y Liz Gallardo incendiaron internet con unos besos públicos durante la promoción de Las Aparicio... “¿Qué tal besar a Liz fuera de la pantalla?”. “Es que nosotras ya nos besamos todo el tiempo, es ‘mi mujer’, mi mejor amiga. No nos parece tabú darnos un beso en la boca”.

Eréndira está casada con el venezolano Fredd Londoño y parece que su boda no fue convencional: “Hicimos un ritual inventado. Nos casó mi amigo el cantante Jaime Kohen. La religión es lo que nos está jodiendo, nos divide. Yo no soy religiosa, soy espiritual”.

La actriz tiene sus propios ideales del sexo y el amor: “Soy de la generación Kids (la cinta indie de sexo juvenil desesperanzador de Larry Clark), el romanticismo no existía en mi mundo. Me sentía como Chloë Sevigny, en contra de lo retrograda; era algo trágico, pero en su momento fue cool. Yo fui un desastre, hasta que vi Casablanca y recuperé la fe en el amor entregado”. “O sea que ¿al final del día la Eréndira romántica venció a la Eréndira sexosa?”. “No, soy humana, soy desinhibida, no me siento mal por mi libertad sexual. Si reprimes tus deseos, te vuelves una persona enferma. La libertad sexual es parte de mi guerra”.


*Artículo publicado en nuestra edición impresa de febrero 2016.