‘Tengo una letra propia de un asesino en serie’: Jim Parsons

Julie Miller realiza una divertida y extrema entrevista al protagonista de The Big Bang Theory.

Etiquetas:

Jim Parsons es un educado caballero de 43 años criado en Houston que ha pasado los últimos ocho protagonizando The Big Bang Theory, la comedia de CBS reina del primetime. Las audiencias de récord del programa se deben en gran partea este friki, que logra que el físico teórico al que interpreta, Sheldon Cooper, resulte entrañable a pesar de padecer fobia social, complejo de superioridad y estar obsesionado con Star Trek. (Intente encandilar a 20 millones de espectadores con un chiste sobre la constante gravitatoria de Newton).

Gracias a su trabajo, el actor ha conseguido cuatro premios Emmy, un Globo de Oro y tres papeles en Broadway, el último de los cuales en An Act of God, una obra cómica en un solo acto, que se estrenó el 28 de mayo de 2015 en el Studio 54 de Nueva York. Coincidiendo con este proyecto teatral, Jim Parsons se confiesa.

PARA ACTUAR, su arma secreta son las fichas, en las que anota a mano los diálogos científicos de Sheldon. Para An act of God, calcula que ha memorizado en torno a 200 fichas de textos divinos (su personaje transmite la palabra de Dios), donde se observa una caligrafía “minúscula, propia de un asesino en serie”.

Su cociente intelectual es información clasificada y solo lo conoce su madre. No obstante, el de Sheldon, de 187, sí es de dominio público.

PARA RENDIRLE UN HOMENAJE A SU DIFUNTO PADRE, Milton, que murió en un accidente de coche en 2001, el actor investigó su árbol genealógico por la rama paterna y descubrió que el tatarabuelo de su tatarabuelo fue Louis-François Trouard, arquitecto del rey Luis XV de Francia.

TIENE CASAS EN SUS DOS CIUDADES PREFERIDAS
, Los Ángeles y Nueva York, en las que vive con su novio desde hace 13 años, el diseñador gráfico Todd Spiewak, y dos perros: Otis, un bichón maltés, y Rufus, un shih tzu.

TODD Y ÉL se conocieron en una cita a ciegas en Nueva York, en la que estuvieron en una sala de billar y en un karaoke; Parsons odia cantar. “Por culpa de nuestra relación Todd no tiene con quién ir al karaoke”.

Por culpa de nuestra relación Todd no tiene con quién ir al karaoke".


PIDIERON que se le hiciera un análisis genético a Otis tras sospechar que no era un maltés puro. Resultó que poseía un pedigrí extraordinario. “Los dos nos quedamos en plan: ‘Perdónenos, no teníamos ni idea de que era usted miembro de la realeza, y hemos estado insultándolo todos estos años al decir que era un callejero”.

LE COMPRÓ SU CASA A ROBERT PATTINSON, lo que suscitó interesantes titulares en internet. “Por la forma en que lo contaron, da la impresión de que le llevé una bolsa de dinero a Pattinson y le dije: ‘Te quiero comprar la casa”.

SU FUENTE de información preferida en internet es The New York Times, y, aunque nunca ha pasado a engrosar las filas de los comentaristas cibernéticos, “a veces me entran unas ganas enormes de unirme al circo”.

EL PARAÍSO
consiste para él en meterse en la cama a las ocho de la noche, leer una hora y apagar la luz a las nueve, aunque debido a esto lo hayan apodado “abuelo”. “En realidad tengo un horario del que se avergonzarían todos los jubilados”.

CUANDO SE LEVANTA, a las cuatro de la mañana, se toma varios cafés (con crema coffee-mate y estevia), un batido de proteínas y avena y después corre entre seis y ocho kilómetros.

PROBÓ SU ÚLTIMA CERVEZA el día de año nuevo de 2007. En ese momento ya había grabado el piloto de The Big Bang Theory, aunque la CBS todavía no había comprado el proyecto. Como se sentía estancado y metido “en un entorno gris y confuso”, decidió dejar de empinar el codo y centrarse: “Al margen de si yo estaba bebiendo en exceso o no, el alcohol solo enturbia lo que ya está turbio”.

SE CONSIDERA “un gran fan de Lena Dunham”. Su admiración por ella aumentó al ver Girls, la serie de Dunham en HBO.

MANTIENE UNA CORRESPONDENCIA con la tenista profesional canadiense Genie Bouchard. El verano pasado, ésta invitó al actor a Londres para que la viera jugar en Wimbledon; Parsons se sentó junto a la madre y el entrenador de la deportista. A su vez, el intérprete llevó a Bouchard al plató de The Big Bang Theory, en Los Ángeles.

SIENTE TANTA FASCINACIÓN por la meteorología que, cuando llegó a la universidad, cursó una asignatura y la suspendió. No porque no fuera capaz de asimilar el temario, aclara enseguida, sino porque ya había empezado a hacer sus pininos en una compañía teatral y se saltaba las clases. “La verdad es que pensé: ‘¿Sabes qué? Ya he descubierto cuál es mi pasión”.


*Artículo publicado originalmente en nuestra versión impresa de julio.