¿Qué diseñadores se le podrían unir a Tommy Hilfiger para vestir a Melania?

Quiénes SÍ querrían vestir a la esposa del presidente electo pese a su controversial discurso político.

Donald y Melania son foco de atención a nivel mundial por lo que si desde antes se interesaban en el cuidado de su aspecto personal más ahora "deberán" darse a la tarea de asesorarse con profesionales para todas sus apariciones públicas.

Se dice que Melania nunca ha necesitado de alguien que la asesore en cuanto a moda se refiere pero tal parece que tras haberse convertido en la Primera Dama necesitará un apoyo extra.

Meses previos al triunfo de Donald Trump se comenzó a especular sobre los posibles diseñadores que vestirían a Melania en caso de que su esposo fuera presidente. Para su desfortuna, hoy la ex modelo de origen esloveno está entre las últimas opciones para ser elegida como el maniquí predilecto entre gran cantidad de diseñadores, ya que muchos buscan deslindarse del discurso racista, xenófobo y misógino del presidente electo.

Pese a ello quedan algunos diseñadores como Tommy Hilfiger y Carolina Herrera han manifestado una postura más flexible. En entrevista la diseñadora venezolana aseguró: “Yo creo que en dos o tres meses los diseñadores que se han opuesto cambiarán de postura, porque es moda, vas a ver a todos vistiendo a Melania. Ella representa a los Estados Unidos”.

Hasta el momento diseñadores como Riccardo Tisci de Givenchy, Jason Wu, Prabal Gurung, Tanya Taylor, Thom Browne, Sophie Theallet entre otros, quienes se han declarado abiertamente demócratas y que en su momento también colaboraron en la imagen de Michelle Obama, han elegido mantenerse firmes ante sus ideales y negarse a vestir a la esposa de Trump.

Pero, ¿cuáles diseñadores sería más probable que accedan a vestir a Melania? Considerando sus antecedentes tanto políticos como de origen, algunas de las firmas con las que posiblemente veríamos a Melania son Zac Posen, Ralph Lauren, Roksanda y Lela Rose quien comenzó a ganar popularidad diseñando los looks de Jenna y Barbara Bush en la inauguración presidencial del ex Presidente Republicano, George Bush y también conocida por tener entre sus clientas favoritas a Kate Middleton, Duquesa de Cambridge.

Por su parte, Ralph Lauren quien diseñó los conjuntos rojo, azul y blanco utilizados por Hillary Clinton en sus tres debates es uno de los diseñadores que Melania eligió al mismo timpo para momentos relevantes de la campaña, como el día de la votación. Ralph Lauren, es claramente, un diseñador estadounidense.

Para cualquier diseñador de moda vestir a una primera dama sería tarea importante, ya que además de tener tal exposición ante la prensa, se convierte en el mejor portafolio para cualquiera de ellos.

En otro momento y con distintos opositores, vestir o no vestir a una primera dama, no hubiera representado un dilema, pero el discurso de Donald Trump ha sido tal que para algunos todavía resulta difícil de creer que la división alcance esferas que no tendrían que ver nada con la política, como la de la moda.

¿Habrá algún diseñador que se había negado a vestir a Melania que cederá ante semejante 'oferta laboral'? Sólo el tiempo lo dirá.