Cómo Hollywood arruinó a los zombis, según George A. Romero

“Yo era el único en el mundo de los zombis”.

Los fanáticos de los muertos vivientes tienen a quien agradecer por el nacimiento del nuevo género zombi en el cine moderno: George A. Romero, el cineasta que realizó Night of the Living Dead, en 1968, y comenzó con la obsesión zombi que ha durado décadas. Pero Romero tiene un hueso que roer con la ficción de este tipo que se ha producido últimamente. Para él, el género se ha arruinado gracias al interés de Hollywood en hacer películas comerciales de zombis.

“Tengo mucho resentimiento”, dijo Romero a Indiewire en una entrevista. “Yo solía ser el único creador en el mundo de los zombis, y, por desgracia, Brad Pitt y The Walking Dead lo han convertido en algo hollywoodense. Yo estaba listo para hacer otra película, una de 2-3 millones de dólares, pero nadie va a financiar una película de zombis ahora”.

Romero se refiere a la increíblemente costosa película de Pitt, World War Z, en la que Paramount invirtió más de 200 millones de dólares en medio de numerosos problemas detrás de cámaras. El director nominado al Óscar, David Fincher, recientemente firmó el contrato para dirigir la secuela de la película, una señal de que las tarifas en el mundo de los zombis están a la alza, y de que terminaron los días de presupuestos pequeños para las películas sobre devoradores de cerebros.

Esta no es la primera vez que el director ha acusado a World War Z y The Walking Dead, la exitosa serie de zombis de AMC que cuesta millones de dólares por episodio. En una entrevista el año pasado, Romero dijo que no podía conseguir financiamiento para sus películas a causa del efecto que ha provocado The Walking Dead, a pesar del éxito que ha obtenido a lo largo de su carrera.

“Debido a World War Z y The Walking Dead, no puedo realizar una modesta película de zombis con fines políticos y sociales”, dijo a Indiewire en 2016. “Antes era capaz de dirigir la acción en un mundo zombi y ocultar el mensaje en éste. Ahora, es imposible. En el momento en que mencionas la palabra ‘zombi’, todos piensan: ‘Ey, Brad Pitt pagó 400 millones de dólares por hacer eso”.

En un marco más amplio, esta lógica se aplica a casi todos los géneros de películas que se hacen en Hollywood ahora. A menos de que se trate de una superproducción, es difícil convencer a los estudios de desembolsar incluso un micro-presupuesto de unos cuantos millones de dólares, sobre todo en un proyecto que se considera nicho. ¿Por qué gastar dinero en algo que podría redituar un beneficio modesto cuando pueden invertir sus recursos en la próxima Fast and the Furious, o en una adaptación de superhéroes con increíbles efectos especiales, una audiencia asegurada y una rentabilidad mundial garantizada?

Sin embargo, Romero se mantiene ocupado y tiene un nuevo proyecto titulado Road of the Dead, una película zombi en la que los muertos vivientes saben manejar, la cual se presentará en el Fantasia International Film Festival de Montreal a finales de este mes. Romero también aclaró que a pesar de que no le gusta el boom actual de los zombis, no lo toma demasiado personal.

“En realidad, no es resentimiento”, dijo. “He tenido una carrera estupenda”.

*Texto originalmente publicado en Vanity Fair U.S.