‘Quo vadis’, Francisco: Intrigas en el Vaticano

El caso Vatileaks 2 se cierne sobre el pontífice más mediático. Una trama en la que hay ángeles y demonios.

Etiquetas:

"Los Papas pasan, la curia queda”, clama la vieja guardia de la Iglesia, reacia a los vientos de cambio de Francisco. Sobre todo en cuestiones terrenales. Pontífice que se propone limpiar las cuentas vaticanas, pontífice que se mete en líos. Benedicto XVI renunció al ministerio de San Pedro superado por la corrupción. El padre Vallejo Balda, a quien Bergoglio confió la comisión que impulsó en julio de 2013 para investigar las finanzas, es juzgado por difusión de documentos secretos y asociación delictiva. Como en el caso del mayordomo Paolo Gabriele —condenado a 18 meses de cárcel por filtrar documentos en la época de Ratzinger—, el Vatileaks 2 incluye luchas de poder, venganzas y personajes dudosos. Pero el protagonista no es un ujier sino un brillante monseñor. En Roma, el cielo puede esperar.
 

ÁNGELES

Alfred Xuereb
El sacerdote y teólogo (Malta, 1958) se ha ganado la confianza de tres papas: Juan Pablo II, Benedicto XVI (fue una de las cinco personas, junto al padre Georg Gänswein, que conocían su intención de renunciar) y Francisco. Bergoglio le ha entregado el cargo de secretario general de la Secretaría de Economía, el dicasterio con el que el Pontífice quiere aclarar de una vez por todas las turbias finanzas vaticanas.

Walter Kasper
Cardenal alemán de 82 años, es uno de los adalides de Francisco. Para muestra, sus declaraciones a la prensa argentina: “El Evangelio no es un museo, no es un código penal”. Ha desmentido enérgicamente los rumores sobre la salud del Papa (un periódico italiano publicó que padecía un tumor cerebral). “Siempre está moviéndose, lleno de energía. ¡Casi podríamos decir que trabaja demasiado!”.

Papa Francisco

“Si no me dejan trabajar, estaría dispuesto a marcharme”, dicen que espetó a sus íntimos después del convulso Sínodo de la Familia. Pero Francisco parece dispuesto a cerrar los frentes que asedian a la Santa Sede. Y a ahuyentar a los cuervos que filtran documentos secretos. Para ello se ha pertrechadoen su residencia fortín de Santa Marta y ha designado a un exgendarme, Piero Giorgio Zanetti, como su mayordomo personal.

Gloria Von Thurn Und Taxis
En la Santa Sede también hay lugar para el glamour, el que encarna esta princesa alemana con un pasado punk y un presente pío. Gloria TNT se cayó del caballo en 1990 tras la muerte de su esposo, el príncipe Johannes von Thurn und Taxis. Viuda a los 46 años, la aristócrata alemana se refugió en la fe y cambió a Mick Jagger por el cardenal Ratzinger. Cuando fue elegido Papa la prensa alemana la llamaba “la mejor amiga de Benedicto XVI”.

Ttore Gotti Tedeschi
Presidió la banca vaticana entre 2009 y 2012, año en que fue cesado abruptamente por luchar, dice, contra el blanqueo. “¿Por qué se cambió la ley contra el lavado de dinero negro?”, se pregunta en los medios. Señala a Paolo Cipriani, director general de la entidad durante su mandato, y a su mano derecha, Massimo Tulli, como responsables de su caída.

DEMONIOS

Tarcisio Bertone

Turinés del 34, el cardenal es uno de los protagonistas de Via Crucis, de Gianluigi Nuzzi, y de Avarizia, de Emiliano Fittipaldi, los libros que destapan la supuesta corrupción en el Vaticano. Secretario de Estado con Benedicto XVI, habría desviado unos 3.5 millones de pesos destinados a un hospital infantil a reformar su apartamento. “Es una vergüenza, no sé cómo defenderme”. Amenaza con publicar sus memorias.

George Pell
El obispo australiano es uno de los colaboradores más controvertidos del Papa. Prefecto de la Secretaría para la Economía, habría encubierto a un obispo de su país acusado de pedofilia. A esto se une su rivalidad con el secretario de Estado, Pietro Parolin, y sus críticas al Pontificado. Pell, de 74 años, estaría entre los firmantes de una carta crítica con la deriva “liberal” del Pontificado divulgada tras el Sínodo de la Familia.

Ángel Vallejo Balda
Antes de su detención el pasado 31 de octubre, el Papa encomendó a este riojano de 54 años la comisión investigadora de los organismos económicos y administrativos de la Santa Sede. El colofón a una carrera de éxitos (fue ecónomo de Astorga a los 29). El juicio aclarará si actuó por venganza —por el nombramiento de Libero Milone como revisor general de la Santa Sede—. Se declara “sereno. Aquí estoy protegido”.

Francesca Chaouqui

Cargó en Twitter contra Pell e insinuó que al exministro de Economía italiano, Giulio Tremonti, le habían cerrado la cuenta en el Banco Vaticano por gay. Carece de formación pero la “RR PP del Papa”, laica y en la treintena, se coló en la comisión que investiga las finanzas vaticanas por deseo de Vallejo Balda. Detenida por filtración documental, solo pasó una noche en prisión. Por embarazo, y porque culpó de todo a su valedor.

Paolo Gabriele
Le vestía, le preparaba el desayuno. Le robaba. Paoletto sustrajo hasta un millar de documentos de las estancias privadas de Benedicto XVI, a quien sirvió durante seis años, y las filtró a la prensa, lo que se conoce como Vatileaks. Condenado a 18 meses de prisión, el papa le indultó. Casado y padre de tres hijos, nunca aclaró del todo los motivos.


*Artículo publicado en nuestra edición impresa de enero.