Pirelli, Annie Leibovitz y sus 'otras' chicas de calendario

No son perfectas, ni talla cero, pero derrochan sensualidad con su fuerza e intelecto.

Siempre sorprendente, el Calendario Pirelli 2016 ha vuelto a dejarnos atónitos con sus imágenes para el próximo año. Sin embargo, al contrario que en ocasiones anteriores, esta vez no ha sido por las imágenes de las top models como Dios las trajo al mundo, ni por la sensualidad de las actrices más famosas del momento o por el erotismo que se desprende de cada fotografía, sino por todo lo contrario.

Para esta edición, la firma de neumáticos se reunió con la fotógrafa Annie Leibovitz, quien ya fue artífice del famoso calendario quince años antes, para dar una vuelta de tuerca a su concepto eligiendo a mujeres distinguidas, sin que primaran sus perfectas medidas, exuberantes curvas o erotismo a la hora de ponerse frente a la cámara.

NOTA: Jóvenes que redefinen el 'girl power'

“Cuando me contactaron, me dijeron que querían apartarse del concepto del pasado. Querían que las fotos mostraran a las mujeres exactamente tal y como eran, sin pretensiones”, declaró Annie Leibovitz. Y no hay duda de que el objetivo ha sido cumplido, pues se trata de trece retratos en blanco y negro donde lo que cabe destacar son los logros conseguidos por cada una de sus protagonistas. Así, nos encontramos a Yao Chen, embajadora del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR); la coleccionista de arte Agnes Gund; la artista visual Shirin Neshat o la cantante Patti Smith, sin que ninguna de ellas se muestre en la actitud en la que nos tenía acostumbrados el almanaque de la marca de neumáticos.

A pesar de que entre las trece protagonistas tan solo una, Natalia Vodianova, es modelo profesional, ésta ha sido elegida no por su profesión, sino por ser la fundadora de la organización Naked Heart Russia y, quizá por esto, no ha querido que en su retrato haya concesión alguna al erotismo, salvo la abertura de su vestido que deja entrever su pierna.

NOTA: ‘La inequidad de género es una herida que no acabamos de vislumbrar’

Sí sorprende que sea el atlético cuerpo de Serena Williams, la número uno del mundo del tenis, y el de la actriz Amy Schumer, quien aparece tomándose un café en tacones y calzones, los únicos que aparezcan más ligeros de ropa bajo el objetivo de Annie. De esta última, la fotógrafa asegura: “Fue la que puso el toque divertido. Pareciera como si no hubiera recibido la notita de que podía quedarse con la ropa puesta”. Y es que, si tenemos en cuenta que quince años antes para el mismo calendario Leibovitz desnudó a todas las bailarinas del coreógrafo Mark Morris o que por sus páginas mensuales han pasado los cuerpos desnudos de Kate Moss, Naomi Campbell y que, incluso el año pasado, Steve Meisel subió la temperatura con una sesión inspirada en el bondage y con Isabeli Fontana o Candice Huffman como protagonistas, no es de extrañar que ahora la elegida para posar vaya quitándose la ropa antes de llegar al estudio.

Y quizá porque precisamente este año se cumple el 50 aniversario del mítico calendario Pirelli, éste pasará a la historia por ser diferente, donde el éxito de la fotografiada se impone a la sensualidad, un plató gris a los grandes escenarios naturales y los kilos de maquillaje son sustituidos por lucir con orgullo canas y arrugas. Un calendario que definitivamente refleja el sentir de la nueva revolución femenina, la cual ha tomado revuelo este 2015 y, seguramente, seguirá acaparando miradas más allá de 2016.