¿Es Café Tacvba otra banda que pasó a la industria de la nostalgia?

Como sucedió en su momento con Soda Stereo o Caifanes, el cuarteto parece estar llegando a un bache.

Etiquetas:

Café Tacvba es de las pocas bandas que han conservado a sus integrantes desde el día uno hasta el momento, ellos suman músicos, pero no restan. En el festival Vive Latino 2016, dentro del cartel con más de 100 actos en vivo, fueron uno de los más esperados, pero a juzgar por el público que asistió y por su actuación en la que abundaron las imprecisiones, se sospecha que algo anda mal entre el cuarteto.

Fuera de eufemismos y con pruebas claras, enlistamos esas razones por las que el cuarteto de Satélite formado por Rubén Albarrán, Emmanuel del Real, Quique y Joselo Rangel ya se nota con la pila baja, al menos como grupo.

- Falta de cuórum.
Ya quisieran muchos otros grupos tener la décima parte de la asisntencia que este domingo se paró en el Foro Sol a ver a Café Tacvba, pero tantas butacas vacías frente a ellos sí es algo extraordinario. Han agotado las entradas en conciertos en el Palacio de los Deportes, el Auditorio Nacional y el mismo Vive Latino en varias ocasiones, pero en este 2016, el escenario principal del festival estaba parcialmente repleto. Con el regreso de Caifanes en 2011 se observaba un lleno total —más de 70 mil personas según los organizadores—, repitieron la proeza en 2015, aunque con 10 mil asistentes menos. Los Fabulosos Cadillacs, en 2013, hicieron más grande el tumulto con 75 mil personas. Café Tacvba se vio lejos de esa cifra.

- La etapa de vivir del éxito. En 2014, el grupo hizo un espectáculo que giró por el mundo, festejaban los 20 años del nacimiento de ‘Re’, considerado por muchos críticos como su mejor disco. Este 2016, hicieron lo propio con ‘Avalancha de éxitos’ un disco de covers donde lograron reinventar —y hasta mejorar— canciones en todo tipo de estilos musicales. Ambos shows se han basado en apelar a la nostalgia de sus fans —ya muchos con canas como ellos y hasta con hijos que llevan a los conciertos— y en tocar en el mismo orden del álbum tema por tema, de modo que hay pocas sorpresas en cuanto a qué éxito sonará después. ¿Será que la fórmula siga y en 2019 sean los 20 años de 'Revés/Yo Soy', su disco más experimental?

- Otros planes.
Sus proyectos alternos parecen estarles robando atención al común que es Café Tacvba. Quique Rangel está en el dúo Presidente; Emmanuel del Real, entre otras actividades, tiene su proyecto solista al igual que Rubén Albarrán. Ya Joselo lo tuvo hace años, pero entonces el resto estaba concentrado en la banda, ahora la mayoría está en otras ideas que no son el grupo que los ha unido por años.

- Cada vez les toma más tiempo grabar sus discos.
Desde el ‘Café Tacvba’ de 1992, la banda de Satélite ha hecho 11 discos (ocho de estudio, uno de recopilación de éxitos, un Unplugged y un en vivo). El tiempo entre el estreno de uno y otro oscilaba entre uno y tres años, del ‘Sino’ en 2007 al ‘El objeto antes llamado disco’ transcurrieron cinco; de ese último, van cuatro años y aunque han anunciado que pronto tendrán uno nuevo, no ponen fecha de salida a ese material.

- Se les olvidan las canciones. Es comprensible que a un grupo que lleva 27 años ininterrumpidos tocando y más de 120 temas grabados se le lleguen a olvidar las letras, algunas partes de la melodía o que caigan en lapsus de ritmo, pero esto cada vez le sucede de forma más evidente a Café Tacvba.

- Ya no se sienten jóvenes. En una entrevista al diario Milenio, un Rubén Albarrán confesó que él ya no se siente el rockero irreverente de aquellos años 80, que él y sus compañeros de grupo ya son “gente de avanzada edad”, lo dijo en broma, pero en serio. Y sí, aunque a los fans les cueste trabajo admitirlo, ya son padres de familia y todos rondan los 50 años.

- Es la vida.
Así como todo en el mundo, los grupos de rock también tienen ciclos, es difícil exigir que una banda que se ha mantenido creativa por 27 años no comience a dar indicios de un declive que puede ser muy natural (y esperamos, no definitivo). Sobre todo los fans no desean que este momento llegue, porque Café Tacvba es de esas bandas que han hecho mucho bien a la cultura musical mexicana.