Bruce Willis, el eterno ‘hombre de acción’

Una trayectoria de más de 35 años, pero muchos personajes que lo encasillan en ese héroe atractivo que salva a la humanidad.

Etiquetas:

A sus 61 años de vida y 36 de carrera, se puede asegurar que de haber sido verdaderos los personajes que ha interpretado Bruce Willis en las películas de acción, los Estados Unidos y todo el mundo le deberían un premio Nobel de la Paz, o uno con una nueva categoría creada en su honor, o más reconocimientos aún.

Y no es que el actor se conforme, porque ha tenido verdaderos momentos de experimentación (no tantos y tampoco todos ellos tan buenos), pero si por algo pasará a la historia Bruce Willis —además de ser el hombre que entre menos pelo tiene en la cabeza, luce más atractivo— es por esos personajes fácilmente clasificables.

El héroe de acción
Si en el diccionario existiera la definición de “hombre de acción”, ahí estaría la foto ilustrativa con la imagen de Bruce Willis. No, no, mejor aún, Si GI-Joe tuviera un rostro famoso, ese sería el de Willis. Al menos eso nos ha enseñado su personaje de John McClaine en las cinco películas de ‘Die hard’ o ‘Duro de matar’, porque siempre se puede matar duramente una segunda vez, matar duramente con venganza, matar duramente una cuarta vez o tener un buen día para matar duramente.

Pero no es su culpa, el actor fue criado en el seno de una familia militar, y eso de lo bélico se le da por naturaleza. Incluso, consideró en algún momento unirse a la milicia para combatir en la segunda guerra de Estados Unidos en Irak (tal vez inspirado en su papel en ‘Contra el enemigo’), sin embargo fue disuadido por tener ya 48 años en ese entonces, y porque en realidad no lo iba a hacer, lo confesó a Vanity Fair después de haberse malinterpretado su declaración.

Lo que sí ha hecho es vender galletas de jóvenes escultistas para los miembros de las fuerzas armadas estadounidenses, y reforzar esa imagen eligiendo papeles en películas como ‘El último boy scout’. También ha probado que se le da ser héroe de acción en versión espacial, como bien lo prueba ‘Armagedon’.

‘En defensa del honor’, ‘El quinto elemento’, ‘Sin City’, ‘Unbreakable’, a Willis simplemente no se le ve quieto, sin un arma en la mano, gritando al mismo tiempo que rueda por el suelo o escapa a una explosión. Obvio siempre tiene que salvar a los Estados Unidos, aunque él sea alemán de nacimiento.

Tan hombre de acción es, que es el protagonista de un videojuego de mediano éxito llamado ‘Apocalypse’ que salió en 1998 y que lleva su apariencia y su voz.

Cuando rompe el molde (con una pistola, claro)
En esos momentos en que tantas pistolas, estallidos, sangre, coches volando y demás cortes de acción han fastidiado a Bruce Willis, el actor se ha dado tiempo para experimentar en papeles más interesantes.

‘El sexto sentido’. Willis interpretó a Malcolm Crowe, un psicólogo infantil en Filadelfia que convive con un niño muy extraño que ve gente muerta. Aquí nos dejó claro que eso del cine de suspenso le sienta bien, que no la muerte.

‘Moonrise Kingdom’. En ese filme de Wes Anderson, Willis hace de Sharp, el sheriff local que se vuelve amigo de esos pequeños protagonistas fugitivos. Si bien se acordó de cuando vendía galletas para los scouts, aquí se ve a un actor muy desenfadado y hasta divertido.

Experto en voz en off. Sí, un paso extraño en la carrera de Bruce Wills es haber hecho voces, en las dos cintas de ‘Mira quién habla’, actuó la voz de Mickey, el bebé que habla con sus pensamientos y tontea a sus papás. En la película ‘Rugrats Go Wild’ hace la voz de Firuális, el perro de los pequeños. Y si el mismo hombre que mata dura, pero muy duramente, puede hacerle de bebé y de mascota, entonces es un grande.