“El hombre más interesante del mundo” alguna vez fue el regalo de cumpleaños Barack Obama

El rostro de Dos Equis, Jonathan Goldsmith, cuenta la historia de cuando fue invitado a Campo David para celebrar el cumpleaños número 50 del presidente Obama.

Etiquetas:

Has oído la historia de cómo el hombre más interesante del mundo y el tipo que sale en los comerciales de Dos Equis se hicieron amigos? Jonathan Goldsmith, el hombre que interpretó a “El hombre más interesante del mundo” durante una década, escribió sus memorias desde su retiro y Politico publicó un extracto de ellas. El libro cuenta la historia de cómo llegó a Campo David el fin de semana que se celebraba el cumpleaños número 50 de Barack Obama, en 2011.

Ambos se conocieron durante un evento de campaña en Vermont antes de las segundas elecciones presidenciales de Obama. Goldsmith recuerda que el presidente tenía un conocimiento enciclopédico de las aventuras de sus personajes, con comentarios como: “En los museos, a él le está permitido tocar las obras de arte” o “Los tiburones tienen una semana dedicada a él”. También, “Su personalidad es tan magnética, que no puede llevar tarjetas de crédito consigo”, y “A menudo la policía lo interroga, sólo porque les parece una persona interesante”, etcétera.

No es raro que el presidente supiera tanto sobre las hazañas de sus personajes ficticios. Todo el mundo lo hace desde 2006. Sin embargo, también era del dominio popular que Obama veía mucho SportsCenter, en donde aparecía con frecuencia el comercial de Dos Equis. “De cualquier modo, me sorprendió mucho recibir una llamada de uno de sus colaboradores”, escribió Goldsmith. ¿Quería yo ser parte de la sorpresa que habían preparado para el festejo del presidente por su cumpleaños número 50 en Campo David? Diez de los mejores amigos de Obama ­—la mayoría gente que conocía desde la preparatoria— estaban en la lista. Y yo. Todo ultrasecreto”.

Después de conocer a Bo, el perro de la familia presidencial, y de recorrer las instalaciones, Obama y Goldsmith se encontraron en la zona del tiro al blanco, en donde Goldsmith fingió haber hecho seis tiros perfectos consecutivos (“quise dejar una impresión fuerte”). Y lo logró, naturalmente. Dos personas interesantes compartiendo unas risas.

El título de las memorias es Stay Interesting: I Don’t Always Tell Stories About My Life but When I Do They’re True and Amazing (Mantente interesante. No siempre cuento historias sobre mi vida, pero cuando lo hago son verdaderas y asombrosas). La anécdota de Obama se suma a las de los inicios de su carrera, en la que obtuvo una buena cantidad de papeles, pero ninguno que fuera realmente memorable.

He sido la cita de Judy Garland. He recibido un disparo de John Wayne. He sido coprotagonista junto con Burt Lancaster. Al comienzo de mi carrera trabajé en Broadway con Tennessee Williams y Elia Kazan. He compartido el escenario con Dustin Hoffman, con quien a menudo competía por papeles a principios de los años 60. Incluso lo molesté una vez, asegurando que me iban a dar uno a mí en vez de a él. En ese entonces siempre tenía confianza en mí mismo, pero ahora no tanto.

Explica cómo derrotó a cientos de actores para obtener su memorable papel al imitar el machismo de un amigo argentino. Y menciona haber sido reconocido durante los años siguientes por estrellas como Leonardo DiCaprio, Michael Jordan y Jennifer Lawrence. Estas interacciones seguramente le sirvieron de práctica para su fin de semana con Barry O.

*Texto originalmente publicado en Vanity Fair U.S.