'Cuando leí sobre mi personaje pensé en una apología a Indiana Jones'

Arap Bethke habla sobre su participación en Club de Cuervos, la serie de Gary Alazraki que se estrena hoy en Netflix.

Etiquetas:

La vida de Arap Bethke se puede contar uniendo casualidades, ciclos que se intercalan para dar pie a oportunidades que, aunque parezcan salidas de la nada, comenzaron a tejerse tiempo atrás.

Su llegada a la actuación fue una especie de accidente, cuando a los seis años de edad grabó un comercial para el Mundial de Fútbol México 86, pero a partir de ese momento comenzó una odisea en la que el mundo histriónico regresaría para seducirlo una y otra vez.

A partir del 7 de agosto lo veremos en Club de Cuervos, la primera producción de Netflix hecha en México, bajo la dirección de Gary Alazraki. En la serie, Arap interpreta al primo de los hermanos Iglesias (Mariana Treviño y Luis Gerardo Méndez), “un médico sin fronteras que va por el mundo ayudando a niños con labio leporino, pero que al mismo tiempo viaja en helicóptero y no sale sin su American Black”, nos comenta Arap en entrevista."Cuando leí mi personaje pensé en una apología a Indiana Jones".

Su mirada brilla al hablar del proyecto. “Nunca se ha contado una historia de futbol desde esta perspectiva”, dice mientras se pasa las manos por la barba y se remueve en la silla. “Está basada en un equipo de futbol mexicano, es contada por mexicanos, pero a la vez es una historia universal, porque habla de la lucha de poder entre dos hermanos que pelean por sacar adelante lo que heredaron”, menciona. “La historia es muy divertida, sobre todo al principio, pero después se vuelve una comedia un tanto oscura, más ácida, pero contada desde un enfoque muy fresco y dinámico”.

Para Bethke, la oportunidad de trabajar con el director de Nosotros los Nobles significa un “éxtasis actoral” y un gran aprendizaje, pues “(Gary) es brillante y tiene un conocimiento técnico sobre luces, lentes, planos y encuadres que resulta abrumador. Es una enciclopedia y eso me encantó de trabajar con él”.

La gente en México ya está lista para ver una serie de Netflix producida en nuestro país.

Además, que México sea el primer país latinoamericano en realizar una serie exclusiva para Netflix es un indicador sobre la apertura de la audiencia mexicana hacia el consumo de producciones nacionales. “La serie llega en un muy buen timing en cuanto al espectador. La gente en México ya está lista para ver una serie de Netflix producida en en nuestro país”, explica Arap.
 

Su carrera ha dado un giro de 180 grados desde su aparición en programas como El Club de Gaby o la telenovela Clase 406. “Yo creo que las cosas que uno hace, después de cierto tiempo deberían quemarlas, autodestruirse después de seis meses. Porque ahora las veo y no puedo creer que hice ese oso”, menciona, entre risas, sobre sus primeros papeles. Y es que si algo ha aprendido Arap sobre su profesión, es que “no es lo mismo ser actor que salir en la tele”. “Hay quienes son modelos, se meten al gimnasio, luego a una telenovela y se vuelven el hit... Es muy fácil verlo como un trabajo fácil. Te ponen un apuntador, no tienes que estudiar y puedes pasarte así toda la vida, saliendo en telenovelas. Pero lo que a mí me pasó fue que eventualmente sentí la necesidad de buscar cosas diferentes, con más profundidad y que apelaran más a mi lado creativo y de conciencia social", platica.

Antes de aparecer en la telenovela Tierra de Pasiones, el proyecto con el que considera se convirtió “en un verdadero actor”, Arap pasó todo un verano en el New York Film Academy de Los Ángeles. “Ahí aprendí quién era Strasberg, Stanislavski, cómo se prepara un personaje, etc… Y después estudié en el Playhouse West, que es una escuela un poco ruda, porque los maestros te confrontan con cosas profundas de tu ser y tienes que estar dispuesto a enfrentar el rechazo”, explica. La experiencia también le permitió descubrir que “no se trata sólo del dinero o la fama que te da este mundo, sino que a través de la actuación puedes explorarte y estar más en conexión contigo y con los demás. Ser más sensible y perceptivo con todo lo que pasa a tu alrededor”.

Esa sensibilidad hacia los demás, Arap la lleva en las venas. Su “tía Mich”, que es nada más y nada menos que la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, fue la primera Directora de ONU Mujeres. Y su padre, Claus Bethke, fue un ingeniero que trabajó para la misma organización durante varios años, cuando aún funcionaba bajo el nombre Unifem. Por ello no es ninguna casualidad que hoy en día Arap Bethke sea portavoz de la campaña He for She de las Naciones Unidas, la cual busca crear conciencia entre los hombres sobre la violencia contra la mujer. “Fue muy emotivo para mí encontrar ese vínculo y que, después de muchos años de que mi papá –que era muy académico, muy alemán– me dijera que no fuera actor, terminara como vocero de su causa”, menciona.

La plática es amena y podríamos seguir durante horas, pero Arap tiene que regresar a los foros de grabación de la telenovela Tanto Amor, en la que interpreta al antagonista de la historia. Así que nos despedimos de él, pero no sin antes ponerlo a prueba con una serie de preguntas y respuestas en las que le pedimos que responda lo primero que le venga a la mente.

  • No puedes sobrevivir un día sin… agua
  • Lo último que haces antes de dormir es… meditar
  • Asunto pendiente: la casa
  • Persona favorita: yo
  • Peor enemigo: el miedo
  • ¿Pedir perdón o pedir permiso? Pedir perdón
  • Placer culposo: mucho chocolate y helado
  • Te conquistan con: una frase inteligente y buen sentido del humor
  • Fruta o vegetal que no te guste: el chayote
  • ¿Estás enamorado?
  • Bebida del verano: Gin Tonic
  • Destino de vacaciones favorito: Hawái
  • Apodo de la infancia: Sarape
  • La ultima persona a al que le enviaste un mensaje: a mi chofer
  • Palabra favorita: