¡Oh, lucrativa nostalgia!

Llevamos años padeciendo una fiebre de reencuentros musicales, que ya está fuera de control. ¿Algún día veremos el fin?

No cabe duda de que el ser humano está fuertemente arraigado al pasado, aunque por supuesto prefiere recordar o revivir solo los buenos momentos que tuvo. ¿Y qué mejor manera de hacerlo sino escuchando aquellos éxitos que lo acompañaron cuando conoció a su primer amor, cuando tomó las llaves del coche para emprender el tan esperado roadtrip o simplemente cuando bailaba y cantaba a todo pulmón en fiestas, quermeses o en la habitación?

Puede ser el mismo title de la imagen

  • Fórmula original

El primer reencuentro de Timbiriche en 1998 representó lo que sería una serie de fructíferos viajes al pasado. Una de las bandas mexicanas con mayor popularidad durante la década de los 80 y principios de los 90 regresaba a los escenarios por una corta temporada y con rotundo éxito. Fue entonces cuando sonó el silbatazo para que otros siguieran su ejemplo; sobre todo aquellos con una carrera en decadencia o muerta, que fracasaron como solistas y que la forma de resucitar era recurriendo a su gloriosa época.

Puede ser el mismo title de la imagen

  • Contra viento, marea y derechos

Para los que tuvieron problemas de no poder usar sus nombres originales, esto no representó un obstáculo. Tal es el caso de Ilse, Ivonne y Mimí, mejor conocidas como Flans, que hace poco celebraron sus 30 años de carrera (en realidad son solo 15 tomando en cuenta sus periodos de inactividad). Otra agrupación que hizo lo propio fue Jeans, la cual migró a JNS para poder seguir enloqueciendo al público con sus pegajosos temas. Quedó claro que ese detalle era lo de menos, la esencia era el factor clave de la venta de boletos. Y aunque no todos por sí solos pueden aspirar a llenos totales, hay otros caminos para lograrlo.

Puede ser el mismo title de la imagen

  • La unión hace la fuerza

OV7 y Kabah demostraron que juntos fueron más fuertes. Sus verdaderos seguidores –que hoy oscilan entre los 30 y 45 años-, los coronaron en 2015-2016 como los máximos representantes del pop en español nacional. Puede decirse que ambos grupos fueron de los últimos en ocupar dicho lugar, pues al día de hoy no hay como ellos. Sin embargo, aunque los miembros de la extinta Onda Vaselina decidan continuar con nuevos discos, la realidad es que ninguna de sus más recientes producciones ha destacado al nivel de sus antecesoras, para muestra ‘A tu lado’ (2013).

Puede ser el mismo title de la imagen

El caso de las grandes divas y dones de antaño que hoy difícilmente podrían en solitario abarrotar un recinto es penoso. Con excepción de Juanga, quien podía presumir de conseguirlo cuantas veces quisiera (¡qué más daba que siempre cantara lo mismo!), su actuación era disfrutable y ovacionada en cada ocasión. No podemos decir lo mismo de otros. Aunque leyendas como Enrique Guzmán, Cesar Costa, Angélica María y Alberto Vázquez todavía gozan de cierto poder de convocatoria -el cual disminuye con cada fallecimiento de sus fans-, no les ha quedado de otra que cantar con tanques de oxígeno, desafinando y olvidando las letras. Y sí, hay gente que se ha reído de ello y que acepta que más que a un concierto fue a un espectáculo cómico. Como sea, pagó su boleto y enriqueció a sus ídolos.

Puede ser el mismo title de la imagen

  • Tendencia sin importar la generación

Otros veteranos como Rocío Banquells, Dulce, María Conchita Alonso y Karina, al igual que Mijares y Ricardo Montaner, se han aliado para explotar -una vez más- los himnos que los consagraron. Cristian Castro y Aleks Syntek, además de la más reciente dupla que se ha convertido en el duelo con el que muchos soñaron: Gloria Trevi vs Alejandra Guzmán, también están conscientes que cada año que pasa no se vuelven más jóvenes; mientras aún puedan poner un pie en el escenario… ahí estarán. Quien haya dado la idea de enfrentar a estas dos grandes supo que un evento así se convertiría en una memorable minita de oro. Pero ojo, no son las únicas partícipes de una idea con muchos ceros a la derecha.

Puede ser el mismo title de la imagen

¿Qué tal aquellas figuras noventeras que se han unido en dos distintos bandos? Por un lado, la ‘90’s Pop Tour’ está conformada por The Sacados (sí, los de “más de lo que te imaginas, me estoy portando mal y me fascina…”), Erik Rubín (fuera de Princesa tibetana y Cuando mueres por alguien, ¿alguien recuerda qué más canta?), Caló, Aleks Syntek, Fey, Litzy (con dos sencillos conocidos, no más) y OV7. El otro, ‘Únete a la fiesta’, está integrado por Sentidos Opuestos, Moenia, Magneto (con integrantes que ya no pueden hacer sus coreografías), Mercurio y Kabah.

Puede ser el mismo title de la imagen

  • ¿Hasta cuándo?

El encanto de cualquier reencuentro era justo rescatar una temporada maravillosa, de tener una única oportunidad de disfrutar lo que tanto nos emocionó. Cuando el periódico El Universal le preguntó a Mariana Ávila sobre el término de la gira ‘OV7/Kabah’, declaró: “Todo ha sido muy divertido, quisiéramos que las cosas no llegaran a su fin, pero todo tiene un ciclo”. Claro que es difícil ponerle punto final a buenos ingresos. ¿Pero eso de aceptar que todo tiene un ciclo? Nadie se lo creyó. Tal vez se refería al que se cumple con cada grupo con el que pueden armar un show. Parece que más allá de un homenaje o de una auténtica celebración de trayectoria, la mayoría de estas celebridades todavía tienen deudas financieras por pagar.